[Apertura 2006] Monterrey 2 – 2 Querétaro

Gallos Blancos de Querétaro rescató un importante empate como visitante 2-2 frente a Rayados del Monterrey, en juego de la fecha siete del Torneo Apertura 2006 del futbol mexicano, que se disputó en el estadio Tecnológico.

El argentino Leandro Gracián fue el autor de los goles del cuadro local, a los minutos 39 y 61; en tanto, el uruguayo Mateo Figoli consiguió los tantos de los queretanos, a los tres y 74.

Con este resultado, Monterrey llegó a diez unidades dentro del Grupo Tres, en tanto, que los queretanos sumaron ocho en el mismo sector y pusieron su porcentaje en 1.1428 para caer nuevamente al sótano de la tabla por el no descenso luego de la victoria de Pumas de la UNAM 1-0 sobre Cruz Azul.

Estos Gallos Blancos ya no son ningún cheque al portador, la lucha que mantienen por la permanencia los ha hecho un cuadro muy peligroso que pelean cada balón como si fuera el último, pero no sólo eso sino también tienen idea futbolística que los llevó a irse muy temprano arriba en la pizarra.

Todo se originó en una jugada que se practica en la semana, en un tiro de esquina por izquierda a la entrada del área donde Margarito González conectó el esférico a la ubicación de Figoli, quien sin marca alguna alcanzó a puntear el esférico para batir al guardameta Christian Martínez, al minuto tres.

Este gol desconcertó a los regiomontanos que tardaron mucho en conmenzar a funcionar, motivado principalmente por el buen accionar de los queretanos que durante los primeros 20 minutos tuvieron a raya a su rival que no encontraba la forma de romper con ese orden defensivo.

Conforme transcurrieron los minutos los pupilos de Miguel Herrera comenzaron a imponer condiciones sobre unos Gallos que tuvieron que retrasar líneas, más por obligación que por buscar el espacio largo.

Los de la “Sultana del Norte” estuvieron cerca de lograr el empate cuando se cumplía la primera media hora de juego en un tiro de esquina por izquierda que el uruguayo Sebastián Abreu conectó con la cabeza para enviar un remate que llevaba dirección de gol, sin embargo, Alejandro Villalobos en la línea salvó.

A seis minutos del descanso, Monterrey logró el empate en una jugada en la que Jesús Arellano por derecha desbordó y envió una diagonal retrasada para Gastón Fernández que aguantó el esférico para cederlo a la llegada de Gracián, quien con la parte interna del pie derecho puso el balón en el ángulo superior izquierdo, al minuto 39.

Esta anotación abrió una nueva perspectiva para el partido, principalmente del lado Rayado que prosiguió con su dominio y que fue capaz de reflejarlo en la pizarra ya en la parte complementaria.

Arellano fue pieza determinante otra vez en este segundo gol al mandar un centro al área para el “Loco” Abreu que por enésima ocasión ganó por arriba para conectar un cabezazo que el portero Miguel Becerra rechazó al frente a la llegada de Gracián que sólo tuvo que cruzar su disparo para colocar el 2-1, al minuto 61.

El verse abajo en el marcador provocó una reacción de los dirigidos por Salvador Reyes, que adelantaron líneas, comenzaron a tener mayor tiempo el balón y lograron la igualada en una acción que fue copia de su primera anotación.

Nuevamente un tiro de esquina fue la llave con la que el “Benjamín” pudo hacer daño a la meta de Christian Martínez, luego que Margarito González ganó por aire y prolongó a la llegada de Figoli, quien sin marca alguna con la testa mandó el esférico al fondo de las redes, al minuto 74.

A nueve minutos del final, Querétaro tuvo el gol de la diferencia en los pies de Roberto Nurse que por velocidad se llevó a Diego Ordaz para sacar un disparo que a una mano Christian desvió para ser la diferencia por segundo juego consecutivo y darle un punto a su equipo que no levanta.

El arbitraje estuvo a cargo de Manuel Glower, quien tuvo una buena labor en términos generales. Mostro cartón amarillo a Carlos Ochoa (84) por Monterrey. Carlos González (35), Juan de la Cruz (51) y Jorge Collazo (86) vieron cartón preventivo por Querétaro.