Guille se lleva los triunfos. Preocupante.

Desde que se fue Rayados ha ganado sólo 7 encuentros de 24 disputados

Raúl Villarreal / Cancha

Cuando el Guille Franco se fue de Rayados los primeros días de enero, no se fue solo, sino que se llevó consigo las victorias del cuadro albiazul.

Desde que Franco dejó la institución, el Monterrey sólo ha ganado siete partidos en todo el año, siete de 24 disputados en todo el 2006.

El delantero argentino dejó huella durante los siete torneos que estuvo en Rayados, y tras su salida, también dejó al cuadro albiazul sin un jugador que hacía un promedio de un gol cada dos partidos.

Y es que contabilizando los juegos jugados del equipo de Miguel Herrera el torneo anterior y lo que va del presente, Monterrey apenas suma siete victorias.

Números que demuestran el porqué Rayados no clasificó en el Clausura 2006 y que en este Apertura 2006 aparece en el octavo general y primero de grupo con 10 puntos, pero compartido con San Luis, Atlante y Veracruz, pero todo gracias a que es el sector más flojo de la competencia.

Franco partió al Villarreal de España para cumplir su sueño de jugar en Europa, sin embargo, el argentino-naturalizado mexicano- no ha tenido la regularidad esperada y pese a eso, ya lleva cuatro goles en 12 partidos que ha estado presente con el “Submarino Amarillo”.

En cambio en Rayados era un elemento infaltable en el once estelar del “Piojo” y durante su estancia, el “Guille” hizo 63 goles en 119 encuentros.

Sólo en su último torneo, que fue el Apertura 2005, Franco se despidió con 13 goles, 9 de Liga y 4 de Liguilla.

Esto viene a comprobar que en gran parte el éxito de Rayados era a la capacidad de Franco, pues sin él incluso hasta ni clasificaron.

Ahora que el seleccionado mexicano en el Mundial de Alemania no está, Luis Pérez, Gastón Fernández y Felipe Baloy aparecen como los máximos anotadores del equipo en lo que va del presente año.

‘Lucho’ lleva 5 goles, “La Gata” 4 y Baloy 3. Sebastián Abreu lleva 3 goles en 7 juegos, pero el “Loco” apenas se acaba de incorporar al equipo en este torneo.

Aparte de que Franco era garantía de gol con Rayados, el jugador tenía el don de anotar cuando menos se esperaba y de la forma más inusual, sobre todo cuando los partidos estaban muy cerrados, y en la mayoría de las ocasiones era para dar el empate o el triunfo al equipo.

Por ser un aporte ofensivo para el plantel rayado e ídolo de la afición, la directiva albiazul quiso retenerlo y evitar que emigrara, pero la decisión de Franco ya estaba tomada, aunque hasta ahora no se ha podido mostrar en el Villarreal, como lo hacía en el Monterrey.

Ante los escasos triunfos que Rayados ha logrado en el año y tras la salida de “Guille”, surge la pregunta: ¿Quién perdió más, Rayados o Franco?, la respuesta parece ser que ambos.

Vía | Cancha