Boca Juniors ofrece a Neri Cardozo por Graciàn

Yo me quiero quedar”. Neri Cardozo se lo dijo a Olé hace menos de una semana. Lo mismo le había dicho a varios de sus compañeros una vez que terminó el Apertura. Sin embargo, más allá de sus ganas de volver a amanecer en Boca, es posible que el volante vea el sol desde otras latitudes. Depende sólo de él. Y por eso en el club estarán esperando su respuesta (afirmativa). Porque con su sí se definirá la llegada de Leandro Gracián, prioridad para Russo.

El Monterrey fue claro. No quiere ni a Marino ni a Dátolo. Pero sí están muy interesados en Neri, jugador que se adaptaría mejor al esquema del equipo, un 5-3-2. En un principio, Russo aseguró que el mendocino era una pieza importante. Pero ahora estaría dispuesto a sacrificarlo con tal de que le traigan a su hombre fetiche. Así fue que después de estar reunido ayer por la tarde con Pedro Pompilio, desde el club salió un fax con varias propuestas. La oferta llegó a las oficinas de Monterrey y de allí fue transferida a Houston, donde se encuentran los Rayados, que ayer jugaron ante Tigres por la Interliga que clasifica para la Libertadores.

“El jugador tiene que dar la conformidad. Si no está dispuesto a irse, se verá. Si está dispuesto, se facilitará la negociación. A ellos no les interesa otro. Y, si no, deberá ser todo dinero. Estamos charlando. Haremos todos los esfuerzos posibles para traer a Gracián”, dijo Pompilio en La Red. Si bien no se conocieron las propuestas realizadas por Boca, se habla de que además de la ficha de Neri, se agregaría una cifra cercana a los u$s 2.000.000. Sin embargo, Fernando Hidalgo, representante del jugador no se mostró convencido: “Creo que puede aspirar a otros mercados, en otros tiempos se hablaba de otra cotización. Quizá no nos interese que sea moneda de cambio. Yo no hablé con él porque pensé que era una tormenta de verano. Yo creo que tiene otro valor, pero quizás él ve los números y privilegia eso”, declaró.

Neri es quien tendrá la respuesta. Y lo estaría pensando. En Boca ya están esperando un sí…

Via | Clarìn