“Chiquidrácula” vuelve al TEC

Dicen que en la vida no hay que ser rencorosos, pero yo a Marco Antonio Rodríguez, mejor conocido como “Chiquidrácula”, sinceramente creo que nunca le voy a perdonar lo que nos hizo en aquella Final del Apertura 2005 frente al Toluca.

De hecho no solo a Marco Rodríguez, sino al arbitraje en general comandado en ese entonces por Arturo Yamasaki. Nomás de acordarme se me revuelve el estómago.

Los arbitrajes de los 2 duelos de la Final en conjunto, son el más grande robo que le hayan hecho a un equipo, al menos que a mi me haya tocado ver.

En la ida, muchos dicen que Alcalá se equivocó para los 2 lados, ya que el penal del 1-0 a favor de Monterrey fue muy dudoso. Pero yo nunca acepté eso, ni lo aceptaré, ya que a favor de Rayados sólo fue esa acción y a favor del Toluca fueron 4:

– Penal más grande que la Bombonera que no se marcó, cometido sobre Guille Franco.
– Los 2 goles con los que Toluca empató a Rayados en el primer tiempo fueron en fuera de lugar.
– Penal totalmente inexistente a favor de Toluca en los últimos minutos para lograr el empate a 3.

Luego aquí en el TEC “Chiquidrácula” se encargó de mandarnos al infierno, calificando las faltas con un criterio poco digno una Final, la 3 expulsiones fueron muy exageradas, sobre todo la de Serafín, la cual fue muy estratégica ya que fue al minuto 15 del primer tiempo.

Ya sé que Rayados y Herrera cometieron errores como el de no saber manejar una ventaja, pero las Finales siempre son juegos cerrados y con tanta ayuda hacia Toluca era prácticamente imposible ganar.

Mucho se dijo después del partido, Jorge Urdiales enfrentó a “Chiquidrácula” camino a los vestidores, Herrera le dijo que era el último partido que arbitreaba, el “Diablo” Fernández mencionó que iban a investigar hasta las últimas consecuencias a Marco Rodríguez… pero no pasó nada.

El premio de consolación para nosotros que de alguna manera nos hacía pensar que la FMF y la Comisión de Arbitraje reconocían las “fallas” en esos partidos, era que “Chiquidrácula” no nos había vuelto a pitar un partido, ni de local ni de visitante.

Hoy después de 1 año 8 meses, han designado a Marco A. Rodríguez como árbitro para el Monterrey – Morelia de mañana sábado en el TEC.

Sinceramente no sé que vaya a pasar, seguro la gente no lo recibirá bien y se meterá con él, cosa que a Marco no lo inmuta, al contrario, le encanta ser el centro de atracción.

Pero no quiero ni pensar que podría suceder en caso de que vuelva a hacer de las suyas con otro de sus polémicos arbitrajes.

Hace rato en “Pasión Futbolera” Mario Castillejos comentó que le gustaría que ya todo se olvidara, que quisiera que Marco Rodríguez le diera la mano a Herrera y Herrera le diera la mano a Marco, yo considero a Mario un muy buen analista de fútbol, pero en esto no coincido con él, ¿Por qué hemos de olvidar lo que sucedió?… ¿Para qué nos vuelva a pasar lo mismo?… No, definitivamente no estoy de acuerdo. A Castillejos que le gusta tanto las frases le recuerdo una: “El que olvida la história, está condenado a repetirla”.

En verdad que lo que ocurrió en esa Final fue una experiencia demasiado amarga, incluso por un buen tiempo se me quitaron las ganas de ver fútbol. Yo al día de hoy lo sigo considerando un insulto al Club, a su afición y a la ciudad de Monterrey. ¿Por qué habríamos de perdondar, si nadie nos ha pedido disculpas?

Yo creo que sería adecuado que la directiva pidiera que hubiera un cambio de árbitro.

Comentarios

  1. Leviatan dice:

    Me quedo tranquilo porque sé que mañana la gente va a recibir al chiquidrácula como se lo merece.
    Cada vez que haga una payasada o pite algo polémico se va a escuchar el Tecnológico.
    Recuerdo a los victorinos, cuahu blancos y hasta a la chilindrina damian alvarez (que ha demostrado ser un excelente futbolista) que se les silbaba cuando tocaban la pelota por sus antecedentes en contra del equipo, pero a este tipo se le recuerda por se pésimo criterio al juzgar las acciones, dando muestras de no haber jugado nunca al futbol y de no entender la inercia natural que tiene este deporte. Ojalá sea un partido tranquilo y divertido para olvidarnos de que este tipejo se encuentra en la cancha.

  2. Renegon dice:

    Fue una tarde muy negra para mí. El Monterrey jugaba como los ángeles. El Guille en su mejor momento. Y que se cruzan ese par de zopilotes. Porque el Chiquidrácula sólo remató lo que inició Alcalá. El penal del tamaño del Cerro de la Silla que le cometieron a Franco, los goles en fuera de lugar. Me acuerdo y me vuelve a dar coraje.
    Ya lo había dicho antes. Algo se rompió en el Monterrey esa tarde. La percepción que teníamos del futbol cambió radicalmente. Los árbitros podían despojar injustamente al mejor del torneo y con el reglamento en la mano. Los jugadores ya no fueron los mismos. El Guille se fue. Luis fue más famoso por sus choques que por sus jugadas. A Erviti se le nota que está inconforme por lo bajo de sus contrato.
    Pero al Piojo le fue peor que a nadie. De ser el entrenador mexicano con mejores números y futuro. De manejar un exitosísimo sistema que volvió al Monterrey una máquina de ganar. Igual de visitante que de local. Y, lo mejor, muy atractivo para el aficionado. Emocionante y agresivo. A partir de esa negra jornada Miguel Herrera se convirtió en otro. Desbarató al Mty. El alma del equipo —Erviti, Luis y el Cabrito— se desanimaron y nunca volvieron a tener el entendimiento y la excelencia que desparramaron las temporadas anteriores a esas negras jornadas.
    Miguel se volvió demente y se refugió en sus incondicionales que hundieron al Mty —Baños, Serafín, Diego Rmz., Ochoa, Zárate— eso por un lado y por el otro se dio el lujo de poner patitas en la calle a cracks como la Gata y el Tano Gracián, y de que manera. Corrió al Loco, a Casartelli y al único de sus compadres que deveras vale algo, el Chícharo. A obreros cumplidores como el Pepito y Piñeiro. A promesas de la cantera como Alaniz.
    Esa obscura jornada dejó secuelas que todavía estamos arrastrando. No se ha podido reponer el equipo. Y mira, llega el Chiquidrácula a recordarnos que debemos dejar atrás esa pesadilla y enfocarnos al futuro. Que así sea

  3. JAP dice:

    Esa final dolió, y no por el hecho de haberla perdido, sino por la forma en que se dieron las cosas. Fue una final muy rara, y desde los partidos de liguilla ya las cosas olian medias turbias. Los arbitros estaban dando actuaciones muy polemicas, ya que hubo penales inexistentes, tarjetas sacadas de la manga y hasta faltas que se cometian y no se sancionaban. Pero todos esos “horrores” arbitrales no solo fueron contra el Mty, les pegaron a todos, desde Tigres y Rayados, hasta al America y al Pachuca, y a todos los demas que estuvieron en esa liguilla, aunque Rayados se lleva la peor, pero pues a alguien le tenia que tocar (Que gacho y que corrupto futbol existe en México ¿no? O sea “a alguien le iba a tocar” a fuerzas, en vez de ser un futbol limpio donde gana el que hizo los meritos deportivos).

    Y de lo que mas me acuerdo, fue de un comentario que hizo Hernandez Jr, por ahi del miercoles o jueves, dias antes de la Final en el Tec, y dijo: “Que no se les haga raro ver que Marco Antonio deje a ambos equipos con 8 hombres eh!” Y dicho y hecho, nomas que Rayados llevó la de perder, y se llevó todas las rojas del partido. Y hasta mencionó algo sobre los arbitros y las apuestas, que si sacan tantas amarillas o tantas rojas, pues se llevan tanta o tanta lana en las apuestas, etc. Y pues yo no se, pero todavia hasta la fecha me hacen ruido esas palabras de Hernandez Jr, ya que se me hace muy raro que haya dado indicios tan detallados de lo que pasaría en la final. Raro ¿no? que el detractor #1 ya supiera uno de los motivos (en este caso las tarjetas) que tumbaria a Rayados, emocional y psicologicamente en plena Final. Premeditado? Planeado? Vendido? Muchas cosas corren por mi cabeza cuando pienso en esa final, ya son casi 2 años y todavia se me hace increible que alguien tan descaradamente pusiera en desventaja a un equipo de esa forma, y lo peor es que no midió con la mismo criterio las faltas de unos y las faltas de otros. Y ya que por donde le vean, Rayados con 11 hombres le iba a ganar al Toluca, fácil y con goleada.

    Pero en fin… ya lo pasado, pasado! Y por algo Dios hace las cosas y obviamente ese campeonato NO era de nosotros… y pronto vendrá el nuestro y nos lo ganaremos con sudor en la frente y no con corrupción o actividades poco éticas. Los campeonatos dan gusto ganarlos cuando hubo esfuerzo y trabajo, cuando honestamente el equipo lo merece por su gran labor, y así disfrutaremos si Dios nos permite de nuestro proximo campeonato, con mucho orgullo. Asi que uno debe dejar las cosas pasar, que nos corra atole por las venas, solo hay que aprender de los errores y pensar en lo que viene: El campeonato, o los campeonatos :) tome el tiempo que tomen.

    Aunque de todas formas el chiquidraculero no se escapara de unas buenas mentadas de [email protected] mañana en el triunfo de los Rayados en el Tec. VAMOS RAYADOS!!!

  4. JAP dice:

    Totalmente de acuerdo Renegon, pienso exactamente igual que tu al respecto, pero si caemos en las garras de seguir lamentandonos solamente estaremos dandole la razón a los que estuvieron detras de esa final robada. Y dejó seculas muy graves en el equipo, en lo anímico sobre todo, todavia ni Herrera ni los jugadores se reponen del todo bien, y no es culpa de ellos y ni de la directiva, es culpa de que son humanos y como a todos nos caló bien gacho, a ellos tambien o peor. Y lamentablemente lo mas preocupante es como los arbitros con el reglamento en la mano pueden despojar al mejor del torneo y hacer al peor el mejor.

  5. JAP dice:

    “Yo creo que sería adecuado que la directiva pidiera que hubiera un cambio de árbitro.”

    Coincido totalmente Caballero. Cambiarlo sería lo mejor, lo que hizo fue una groseria. Pero olvidemonos de él y concentremonos en Rayados, no es sano seguir recordando tanta tristeza. No hay que entrar en ese juego de rencores, porque el fulano ese, te apuesto, que esta muy quitado de la pena sobre lo que hizo. Pero definitivamente, por respeto, lo deberian de cambiar.

  6. Gil dice:

    Cuando supe que venia ese….., tantos sobrenombres que se me vienen a la mente, me llene de rencor, odio, coraje, impotencia, esa tarde fria la recuerdo tan bien, su prepotencia nos robo el alma de miles que soñabamos con el día que los Rayados alzaran la copa en casa, pero bueno esto será parte de la historia pero nunca olvidare que existen las injusticias y que Dios es grande y un día le tocará pagar por la desilución de miles, pero eso ya no nos corresponde a nosotros, sobre lo de hoy espero todos unidos le hagamos saber que seguimos juntos y luchando, espero que todos hagamos que se sienta como una vil basura, recibamoslo con un gran abucheo y reprochando cada accion cada moviento recordandole que es un ratero, que no se vaya pensando que el gano.