Rayados: Los ríos seguirán corriendo

Generación va, y generación viene; mas la tierra siempre permanece. Sale el sol, y el sol se pone, y se apresura a volver al lugar de donde se levanta. El viento tira hacia el sur, y rodea al norte; va girando de continuo, y a sus giros vuelve el viento de nuevo. Los ríos todos van al mar, y el mar no se llena; al lugar de donde los ríos vinieron, allí vuelven para correr de nuevo.

Libro del Eclesiastes Cap. 1 Ver. 3-7


Es fácil tener una opinión cualquiera. Lo difícil, y mucho, es construir un juicio sabio y acertado. Es complicado. Son muy pocos los que pueden mirar más allá de los próximos cinco minutos. La vida así lo exige. Nos orilla a concentrar nuestra fuerza, atención y entusiasmo en el presente, en lo inmediato. Pero a veces, concentrar la vida sólo en el tiempo presente, impide percibir su esencia verdadera. Su flujo. Su movimiento natural es un constante subir y bajar. Hay que pasar de lo bueno a lo malo, del éxito al fracaso, de arriba hacia abajo; y así para siempre, sin fin. Así es la vida. Se compone de ciclos. Y estos ciclos sólo se aprecian cuando se mira hacia atrás, con algo más de perspectiva.

Ahora es fácil emitir juicios. Juzgar es lo más fácil que hay en el mundo; no hay ningún riesgo en hacerlo. No nos engañemos: casi todos, en el fondo de nuestros corazones, sentimos un malsano deleite en decir: ¡La culpa es tuya!… Siempre esperamos la caída de los que han llegado más alto. Tarde que temprano nos cansamos de aplaudir y admirar sus éxitos; para que, por el contrario, comencemos poco a poco a aborrecerlos.

La hora de sufrir los juicios de un público exigente ha llegado para el equipo de Monterrey. Lo que antes fueron hurras se vuelven de pronto dudas ante su evidente mal inicio de temporada. La afición se siente dueña de toda la razón. Se han escuchado palabras como: “No seamos conformistas, aprendamos a exigir”… Y es cierto, ¿por qué no podríamos hacerlo?

Uno puede fácilmente aludir al ejemplo del Barcelona, equipo que lleva tres años en el nivel futbolístico más excepcional. Ellos no dan pretextos, ellos siempre van para arriba, ellos siguen ganando y ganando. Claro, eso dirán. Pero lo que muchos de esos juicios pasan por alto, son las circunstancias, también excepcionales, que han permitido mantener al Barca en la cima del ranking mundial. No los enlistaré ahora mismo, pues no es el motivo de esta columna.

Pero en cambio, lo que sí puedo decirles, desde ahora, es que sus triunfos no serán eternos. Cada victoria, cada éxito, es un paso más hacia el siguiente fracaso. Alguna vez dejarán la punta de la tabla general. Dejaran de levantar trofeos, al menos por un tiempo, y tal vez pases muchos años para que vuelvan a jugar de la forma tan maravillosa como hasta ahora lo han hecho.

La vida es así, y no vayamos tan lejos. Entendamos que la naturaleza y brevedad del torneo mexicano alienta a la impaciencia. No me extraña que el equipo campeón del torneo de apertura tenga un mal desempeño al principio del clausura. No digo que esto sea una ley, sino que es lógico esperar que así sea, pues cuenta con el menor tiempo de preparación. El equipo campeón del clausura tiene todo el verano para reorganizarse, el campeón del apertura, apenas un par de semanas.

Así pues, dejemos en claro una cosa: para el equipo campeón de invierno, en este caso para el Monterrey, las primeras fechas del torneo, tristemente, suplen la función de la pretemporada. De forma inevitable, la brevedad del torneo hace que los números parezcan alarmantes. Todo se magnifica, se exagera. ¿Y por qué no decirlo? Se hace así porque eso genera atención, especulación… ruido y barullo que vende. Vuelvo a tocar el tema de la mezquindad de los hombres. La mayoría prefiere escuchar las malas noticias a las buenas, claro, cuando se trata de los demás.

¿Qué será del Monterrey en las siguientes fechas? Por supuesto, no lo sé de cierto; mas no diría de ningún modo que su destino me parece oscuro y complejo. Para nada. Monterrey es un equipo sólido, formado de buenos jugadores, un excelente plantel técnico y una directiva sensata. Saldrán adelante.

Vucetich puede hacer mejor a este equipo, pero no necesita hacerlo. El buen juego ya está ahí, en la mente y las piernas de sus jugadores. No está urgido por hacerlo mejor, sino por recuperarlo, sacarlo de las maletas que se llevaron de vacaciones. Mantener al equipo unido y con esperanza debe ser su máxima prioridad.

Aficionados: aprendamos a exigir. Todos queremos lo bueno, y si juntos reventamos de entusiasmo por un equipo de fútbol, queremos que este nos de lo mejor. No toleremos la negligencia de la directiva, la apatía de los jugadores o el desconcierto e ineptitud del plantel técnico… ¡Jamás consintamos eso!

Pero tampoco botemos el buen juicio a la basura. Aficionados, vivamos nuestro amor a la playera con pasión, con entrega; pero no nos entreguemos a melodramas y chismeríos de vieja comadre. No sólo los jugadores pierden el piso con el éxito; también lo hacen, y en muchas ocasiones, los aficionados. ¡Hay que aprender a exigir! Es cierto, pero no olvidemos que este equipo, el equipo forjado y liderado por Vucetich es quien dio motivos a sus aficionados para empezar a exigir de verdad.

Tengan fe en este equipo, porque cuando no hay fe ni esperanza ninguna empresa puede esperar llegar al éxito. Monterrey no ha sido dos veces campeón en un año y medio sólo por su perfecta preparación, sus atinadas contrataciones, sus cambios de refresco durante los partidos, sus pases, sus contragolpes, sus remates, sus atajadas. También ha sido campeón por la fuerza inaudita que muestra su afición cada semana. Por su creencia ciega en el equipo. Ese ímpetu, ese espíritu, por supuesto que no se queda en el vacío. Sale y se combina en una fuerza que hace y hará todo posible.

Pero, si finalmente el tiempo demuestra que este equipo ya no encaja, ya no derrama más su magia ni conquista puntos en todas las plazas a las que vaya, no nos limitemos a señalar las razones que nos resultan más simples y fáciles de acusar.

Recordemos que, inevitablemente, la vida es así. A veces se está arriba, otras abajo… pero al lugar de donde los ríos vinieron, allí vuelven para correr de nuevo.

Comentarios

  1. alxtreme dice:

    Es un fenomeno sociocultural lo que se vive en esta region por el futbol… otrora beisbolera de cepa ahora es dominada hasta sus raices por el “soccer”. En la radio todo el dia hay programas de futbol. En la tele 2 programas diarios en los principales canales, hay un varios diarios especializados en la materia. Porque?.. porque la gente lo consume todo… lo devora todo avida de conocer el menor detalle (aunque sea superfluo) de su equipo. Es algo casi enfermizo, es pura pasion. De nada sirve explicar de tactica o de planteamientos. La gente solo quiere ver ganar a su equipo siempre, jamas verlo perder. En eso se resume todo.

    Jamas vamos a poder analizar friamente cuando lo hacemos con la camisa puesta. Como le hago entender a la gente que el futbolista es un ser humano?… y que no es un super heroe, ni el mas veloz, ni el mas preciso, ni el mas inteligente… solo un jugador de futbol de una liga que ni siquiera esta cerca de los limites de excelencia que un deportista de elite necesita.

    Se que vivimos actualmente una etapa muy bonita en este equipo… epocas que nuestros abuelos hubieran querido experimentar… a esta nueva aficion le tocan probar estas mieles… por eso a cualquier asomo de probar la hiel de la derrota, muchos responden con el puño cerrado y con el grito al cielo. Es logico.

    1. Veronica dice:

      Muy buen post Artgon… yo realmente ya no se que pensar, por lapsos de los partidos realmente me quedo incredula… me pregunto como nos puede estar pasando esto???
      Somos el mismo equipo que no hace más de dos meses levanto la copa en el estadio tecnologico… que pudo haber cambiado tanto y la unica logica que encuentro es: el aspecto físico y la actitud y mentalidad de los jugadores. El primer punto es algo que la misma directiva y cuerpo tecnico lo busco, nunnca entendí por que darles 4 semanas de vacaciones…. señores este deporte más del 70% se gana con lo físico…. no puedes regalar ese 70% a los rivales… Me queda claro que son seres humanos, que tienen familia, costumbres etc… pero todos las tenemos y no porque hayas tenido un logro en tu empresa te dan 4 semanas de vacaciones, simplemente no se puede. Ahora tambien sumale la falta d profesionalismo de algunos jugadores, si te han regalado 4 semanas “libres” minimo cuidate en lo fisico, pon de tu parte que de eso vives…
      En relación al aspecto mental, mucho de los jugadores aun se ven festejando el campeonato.. eso ya paso, ya lo vivimos lo disfrutamos y se les agradece enserio que nos hayan dado esa alegria… Pero nosotros ya no nos conformamos con el pasado, queremos más… pk limitar las victorias y los logros… Ellos deben darse cuenta que el campeonato es pasado, que este es un nuevo torneo… que si quieren competirlo tienen que ya ponerse las pilas y bajar de la nube.

      Me tope en facebook una foto de Osvaldito Mtz. tomada el Domingo por la noche abrazado de un amigo con camisa de pumas y regalandole la camisa de Veron que itercambio cuando termino el juego… el señor Osvaldo con una sonrisa de oreja a oreja como si hubieran ganado, yo se que no tiene nada de malo, no estaba haciendo nada malo… pero no pude evitar sentir algo de enojo, al ver a nuestro jugador con esa gran sonrisa despues de haber perdido y hasta regalando playeras del rival… y nosotros la afición sintiendo esa frustación y coraje porque las cosas no se estan dando.

      Espero que pronto el equipo despierte….. este torneo ya se nos esta llendo…
      Saludos

      1. alxtreme dice:

        Vero.. precisamente es el punto.
        Porque nos vamos a quedar con el coraje?…

        Nosotros lo vemos por el lado pasional, la unica que un aficionado conoce. El jugador al fin de cuentas si le pones sus prioridades enfrente te va a poner su familia y su estabilidad economica antes que irle o jugar en x o y equipo… si lo entendemos de esa forma porque cualquiera lo veria asi nos deshariamos de esa pasion que a veces nos ciega.

        Repito no esta mal.. es lo bonito de cualquier deporte o aficion, si no la vives con pasion.. si no te eleva las pulsasiones, si no te corta el aliento, si no te emociona hasta las lagrimas, dejariamos de experimentar su escencia. Lo malo es que luego basados en esa pasion queremos emitir juicios y eso es imposible.

        1. Veronica dice:

          Es correcto, lo vemos por el lado pasional. Yo al menos me meto mucho con el equipo y les dedico de mi tiempo no solo elos fines de semana en que los veo jugar, por ello la desilusión y frustación que muchos sentimos en este momento.
          Repito al menos a mi no me parece la forma en que se planeo este torneo, ojo no en cuanto a refuerzos pero si en cuanto a tiempos y el aspecto psicologico/motivacional de los jugadores. Creo que todos estamos claros que la familia, pareja, carrera, amigos etc de cada uno de nosotros esta por encima de este amor llamado Rayados y por ello entiendo que para los jugadores su prioridad siempre seran otras, pero es su chamba y no se les esta exigiendo nada del otro mundo y nada de lo que no pueden dar y esta demostrado.

          Saludos extreme, un placer compartir puntos de vista con alguien tan equilibrado en sus comentarios como tú.

          1. OJO, no fueron 4 semanas, digo no hay mucha diferencia de 3 a 4… pero con todo respeto si hay varios de aqui que le exageran bastante

            Y con todo respeto Veronica, eso de la foto si me parecio fuera de lugar, cuando aprendamos que los jugadores no sienten lo mismo creceremos como afición. Es bonito creer que lo sienten y quieren al equipo, pero eso realmente existe en pocos jugadores

          2. Veronica dice:

            Por eso puse, que no estaba mal lo que estaba haciendo el jugadore, solo que a mi me dio algo de coraje porque acababas de perder un partido que te unde aun mas de lo ya estas.
            Entiendo tu punto y lo comparto, se perfectamente que muchos jugadores no sienten los colores como nosotros.. pero bueno es algo que no pude evitar sentir… ni habla nos falta mucho por crecer a afición y a jugadores para llamarnos grandes…

  2. Raztecatl dice:

    Ey, aquí ando, había tenido problemas para comentar, pero los he leido.

    Desgraciadamente el equipo ha caido en una acumulación de descalabros, pero nada para alarmarse, día a día se va mejorando en lo físico que siento es lo único que le está haciendo falta al equipo. Como bien menciona ArtGon, todo lo demás está puesto y sí me permiten la analogía… falta que el invitado de lujo llegue a la fiesta, solo hay que tener cuidado que los invitados que sí llegaron temprano, nos dejen sin comer y nos toque bailar con la más fea.

    Así es que serenidad y paciencia, que aunque el torneo ya comenzó, aun es tiempo de que Monterrey demuestre de lo que sabemos que es capaz. Siento que a partir de la siguiente jornada se va a ver a un Mty. mejor y como les dije al principio, cada día que pasa, se trabaja en mejorar, así es que esperemos que llegue pronto ese momento, por el bien de todos y por el negado bicampeonato de la temporada pasada.

    Venga Rayados, yo creo en ti.

    Salu2.