Rayados, hay que disfrutar el frío

Mis estimados Rayados, siempre que hay un momento de incertidumbre, un mal rato, se asocia el momento con pasajes de la vida que hagan una analogía de la situación reinante. Si te va mal, es que “no encuentro la luz en el túnel”, y en este caso que nos cae hielo, nieve o “pelusa”, diríamos que no hay “sol que te caliente”. Eso nos pasa con el equipo que nos mueve. “Nomás no la ven”, pero como todo, esto tiene también sus puntos positivos y que de alguna forma debemos considerar.

Permitan explicarme. Está haciendo mucho frío, sensación térmica terriblemente baja, acciones de protección civil para apoyar al desfavorecido, comida y bebidas calientes, situación de peligro y emergencia, pero de repente lo que nos inunda en Twitter, en Facebook, en la plática de oficina son las fotos y vivencias de muchas personas y/o familias buscando la mejor toma de un arbol nevado, del agua congelada, tratando de crear un mono de nieve, y vivir este momento con un aire (frío) de optimismo, bienestar y me atrevería a decir que cual Coca-Cola, destapando mucha felicidad.

¿Por qué el frío peligroso, tenebroso y temido termina siendo un espectáculo maravilloso para miles de regiomontanos? Y si usamos esta analogía, ¿el frío inicio del equipo, puede convertirse en un espectáculo maravilloso? ¿Sólo se disfruta cuando se gana? ¿A quién acompañamos en el viaje cuando las cosas no se dan? La situación del equipo es mala, cierto. Sin embargo, todos le dan muchas vueltas y parecemos concluir en algo, no están al 100% ni física ni mentalmente.

¿Qué hay que hacer? Desde nuestra trinchera nuestro papel ha sido siempre apoyar y si, claro, dar cuenta de que hay algo mal. Pero… ¿ya todos sabemos que hay algo mal? ¿no? ¿Ahora qué hacemos? ¿Vamos y vigilamos el entrenamiento a ver si “trabajan adecuadamente”? ¡Momento! ¿Alguno de nosotros sabemos que es trabajar adecuadamente? Ok. Cambiemos la estrategia, basados en algunos hechos. Tenemos un técnico campeón en dos ocasiones, donde se le ha alabado hasta el cansancio su atino estratégico y de riendas del club. Tras dos años de jugar a un nivel que en el continuo nunca había sido tradición en nuestro equipo, el entrenador bicampeón decide dar un tiempo extra de descanso.

¿Alcanzará? ¿Su cálculo dará para que el equipo llegue a plenitud al cierre donde entrar a la liguilla es la meta y no el ser un superlider? Eso es algo que el tiempo solo dirá, y por los antecedentes, creo que con justicia este equipo y este entrenador se han ganado el derecho a la duda. A ganar un poquito de confianza en saber lo que están haciendo, y repito, el resultado final indicará si se estuvo bien, o se estuvo mal.

Mientras tanto, en el frío hay cosas que disfrutar, hay árboles con copos, hay jugadores seleccionados con sobrada razón, hay hermosos espectáculos en nuestras sierras, como también seguimos disfrutando al mejor delantero del fútbol mexicano, hay momentos cálidos que el mismo frío genera cuando compartimos con los demás, y seguimos siendo los campeones con todo y el frío inicio del torneo.

Les mando a todos un afectuoso saludo desde donde sucede todo.

Comentarios

  1. Raztecatl dice:

    Esa es la actitud Avioncito!!!

    Cuando más brilla la luz de una vela es en la obscuridad… así es que no hay que dejar que esa llama en cada uno de nosotros se extinga, es momento de apoyar, después de tantas satisfacciones… Monterrey mostró notable mejoría ante Pumas.. además de lo físico y mental, ahora que se ven avances, no hay que dejar a un lado la técnica… esa que nos falla cuando estamos a punto de perpetrar la portería rival… hay que ensayar tiros a gol, definiciones, remates de cabeza… etc.

    Yo creo que a Vuce y al resto del equipo le alcanzará para entrar a la liguilla, y ya hemos visto que ser super líder en México solo te da la ventaja de cerrar siempre en tu estadio, pero trae consigo una carga negativa alimentada por la experiencia… de aquella maldición de superlider. Así es que no hay que sacarse de onda, hay que estar alertas y apoyar hasta el cansancio, se supone que somos la mejor afición del país… pues que no sea solo en la victoria, hay que hacerlo de tiempo completo. Ya no somos estudiantes para trabajar medio tiempo, somos graduados, graduados y con honores con el título de la mejor afición de México… le pese a quien le pese.

  2. Veronica dice:

    Excelente post, es verdad no todo esta perdido. El torneo aun es joven, si bien es cierto que las cosas hasta hoy no han salido bien, yo espero y deseo que apartir de mañana el equipo levante, se enchumen de lleno en el torneo. Hay que cambiar todos la mentalidad, vamos a darles el derecho de la duda, mañana todos con positivismo y entusiasmo al tec, hay que trasmitir al equipo ese positivimos y las buenas vibras.

    Vamos Rayados, vamos Campeon!!!

  3. rayadicto dice:

    “Tenemos un técnico campeón en dos ocasiones, donde se le ha alabado hasta el cansancio su atino estratégico y de riendas del club. Tras dos años de jugar a un nivel que en el continuo nunca había sido tradición en nuestro equipo.” Mejores palabras no pudiste haber escrito amigo. Hemos vivido epocas para el olvido que tenemos quemada en nuestras mentes y ahora que tenemos el privilegio de vivir la epoca dorada del equipo hasta parece que nos pego la amnesia. Tenemos que disfrutar y alentar a los jugadores que en menos de 365 dias nos han llevado dos veces a la gloria que es el campeonato. Paciencia y apoyo rayados

  4. artgon dice:

    Buen post avioncito… ya deberías aparecer más!!!

  5. alxtreme dice:

    Asi es.. al aficionado solo le queda disfrutar de lo que su equipo hace.. emocionarse, morderse las uñas, gritar, chiflar, mentarsela al arbitro, abuchear al rival, reirse de las actividades de medio tiempo, echar la porra, celebrar el gol,gritar de emocion ante una jugada espectacular, mecerse los cabellos por una falla, aplaudir el buen desempeño, e irse a casa tranquilo a seguir ocupandote de tu vida. El amor a las Rayas azules y blanco es lo que nos hace regresar cada 15 dias y volver a vivir lo que mas nos gusta hacer. El futbol y las decisiones dejemoselas a los que saben DENTRO DE LA CANCHA. Saludos

  6. no tengo nada más que decir, sólo que ¡coincido!