Rayados: Que acabe la violencia en Torreón

Algo que ha venido haciéndose costumbre en los últimos años en la Ciudad de Torreón, es la constante violencia de parte de la afición del Santos y policía hacía los equipos que representan Nuevo León.

Hace apenas 3 días el equipo vecino recibió abusos por parte de la Policía y también golpes por parte de esas personas que se dicen llamar “aficionados”.

Nosotros tampoco estuvimos exentos de esos abusos de “autoridad”, ya que apenas hace dos meses, aficionados a nuestro equipo recibieron golpes y tratos exagerados de parte de la policía local de Torreón, y aficionados del mismo equipo.

Luis Miguel Salvador comentó al respecto:

“(Si ya es cazado contra regios) Con más razón tiene que intervenir la Federación y buscar una solución en conjunto, la Federación, Club Santos, los clubes locales (Tigres y Rayados), hay que buscar las mejores condiciones, que haya respeto y que vayan al partido con toda la tranquilidad y que ya no surjan situaciones como las que se han presentado”

Hoy no somos Monterrey o Tigres. Hoy somos Nuevo León, hoy exigimos que acabe esa violencia, esos malos tratos, esos abusos de autoridad, esas prepotencias de parte de esa gente que no conoce la palabra “educación”; y si la conocen, no la practican.

Exigimos que se haga algo al respecto, porque esto no es de meses, es algo que se ha venido haciendo “tradición” para ellos. Una tradición nefasta.

Esperamos que eso cambie por el bien de todos. Los aficionados van a ver el fútbol de su equipo, no a recibir ese tipo de tratos.

¡Exigimos un cambio! ¡No más violencia en Torreón!

ZonaRayada y SóloTigres se solidarizan.

Comentarios

  1. daze dice:

    xq sera, quisiera saber cual es la razon exacta del xq? La gente de torreón nos odia a los región y nuevoleoneses en gral. Quisiera saber el xq , en la vida normal me va y me viene pero no es justo x la gente q se aventura a ir a disfrutar de un simple juego de futbol,yo fui la.vez q se hizo la bronca grande en torreón esa vez perdimos 1-3 y en vdd viví esos abusos de autoridad y agresiones de la “afición ” de torreón.

    Acaso la razon sera un, complejo de inferioridad?

    1. Juan Jose dice:

      Exacto se siente inferiores los mamarrachos y de algun modo tienen que sacar su frustracion

  2. Algo que ha venido haciéndose costumbre en los últimos años en la Ciudad de Torreón, es la constante violencia de parte de la afición del ..

  3. Veronica dice:

    Estas personas simplemente no tienen educación y actuan así por que son mayoría y estan protegidos por las autoridades. Por eso nunca seremos un país de primer mundo, mientras exista gente que saque sus frustaciones a golpes.
    Mal por Torreon, que lastima que la afición no este a la altura de su equipo que sin duda es un buen equipo de futbol (no tanto como rayados jijiji).
    Nos solidarizamos con los aficionados del equipo de enfrente que sufrieron de estos abusos, ya lo vivimos nosotros tambien y da demasiada impotencia no poder hacer nada.
    Los que deben actuar pero ya son las directivas de los tres equipos y el gobierno de los dos estados.

  4. Definitivamente en este caso se requiere de la accion de los gobiernos de cada municipio y entidad, asi como de las directivas de los tres equipos involucrados. Sin embargo, creo que nosotros los aficionados tenemos una solucion inmediata y llena de logica y sentido comun: NO IR A TORREON! . Que lastima que en este hermoso deporte no podamos ir a disfrutar a un estadio tan bonito como el de Santos, pero si cada vez que va alguien de Nuevo Leon hay problemas, creo que deberiamos de suspender las visitas hasta que se asegure el cumplimiento de las garantias individuales elementales.

  5. rayadicto dice:

    Esto no va cambiar de la noche a la manana. Los del problema son la basura que tienen disfrasada de policias. Los que comandan a estos animales especificamente tienen ordenado golpear y agredir a la aficion regia para que nunca vuelvan. La aficion de torreon sale sobrando. claro que hay aficionados petardos pero de eso hay en todos lados. Si las autoridades no demuestran professionalismo y calidad humana que esperamos de la gente que controlan.