Rayados: Clásico 84, gran empate

Hablando de la historia de los clásicos regiomontanos, muchos han marcado épocas, algunos son recordados por la cantidad de goles, otros por la importancia o el significado. Para nosotros  los rayados, hay varios inolvidables, los cuales hemos venido recordando en el transcurso de la semana, como lo son: el clásico 51 aquel en donde nuestros vecinos dijeron adiós de la primera división, o  aquel 4-1 en semifinales jugando el volcán, o también cuando se repitió la dosis en el 2005 en el clásico 79, todos ellos marcaron parte aguas en la historia de ambos clubes, para uno con recuerdos gratos (Rayados) pero para ustedes, nuestros “Vecinos incomodos”, acordarse de estos partidos es todo un tormento, eso está claro.

Sin embargo, hoy recordaremos un clásico, en que no los eliminamos de la liguilla en semifinales, ni tampoco los mandamos al descenso, ni nada de eso. De hecho es un clásico de temporada regular, ese día en la cancha del volcán hubo lluvia de goles, 6 en total, pero repartidos a ambas escuadras en partes iguales, así es, hablo del clásico edición número 84, el marcador final fue un grandioso empate a 3 goles, pero más allá del resultado, fue la forma de jugar y el gran talento de quienes en ese momento formaban parte de nuestro equipo y en particular los 3 jugadores que anotaron por parte de los albiazules.

El partido comenzó, el ambiente obviamente se sentía favorable para los de San Nicolás, muy a pesar de eso, el primero en pisar la cancha con una gran seguridad y actitud, sería nada más y nada menos que nuestro Eterno Gran Capitán, Jesús “El Kbrito” Arellano, lo que parecería ser un augurio de lo que estaba por pasar, ya que sería el mismo Arellano quien convertía el primer gol en la frente de miles de aficionados tigres. El balón venia despejado por la defensa felina, de igual manera el ahora ex rayado Felipe Baloy contestaba con un cabezazo que llego hasta ¾ del área de tigres donde Walter Erviti extendía peinando la bola, para “Chuy” Arellano quien entro completamente solo para fusilar a Edgar Hernández

Se vendría el empate por parte de los auriazules, en una dudosa jugada dentro del área chica, el árbitro decide marcar penal, sobre Aldo De Nigris, quien entonces militaba con los tigres, en el cobro Cristian Martínez atajaba el primer intento, sin embargo el silbante juzgo que el arquero se había adelantado, y que el penal se tenía que repetir, al igual que en el primer intento vendría a cobrar Jaime Lozano, quien cobraría pegado a la base del poste, a la izquierda de Cristian. En un partido de ida y vuelta, Rayados no tardaba en ponerse delante de nuevo, en una jugada bien trabajada, mandan un pase al centro justo afuera del área, Leandro Gracián, prendía el balón sin pensarlo, superando al arquero de tigres quien “voló”  pero nada pudo hacer para impedir el bonito gol rayado. Más tarde, y nuevamente en una jugada dudosa, está aún más que la anterior, se vuelve a marcar un penal a favor de tigres, que convertiría de nuevo Jaime Lozano. Luego de eso, el que para mi gusto fue el mejor gol de aquel partido, levantaba la mano “El mago” Walter Erviti, hermoso el disparo desde el costado izquierdo en las afueras del área, de esos que llevan una precisión y colocación exacta, que se incrustaba en el ángulo contrario del portero. Parecía que el partido terminaba así, y más cuando Fabián Cubero, jugador de tigres, le propinaba un codazo a Luis Pérez, lo que le costó la segunda tarjeta amarilla, siendo expulsado del partido. Sin embargo, en una jugada un tanto extraña, en mi opinión un tanto chusca y de “Chiripa”, así como los goles de un jugador del Manchester muy conocido en el país por ser de aquí, Juan Pablo García ponía el 3-3 definitivo.

Aunque el partido término “tablas”, como dicen por ahí, sin duda fue un espectacular partido de futbol, con hermosos goles, y grandes jugadores dentro de la cancha. Esperemos que mañana veamos un espectáculo similar al de aquel día, claro con la simple diferencia de que la edición del clásico 94 que se jugara mañana, se pintara de Azul y Blanco.

 

¡Vamos Rayados pongan hue… que GANAMOS!

Sigueme en Twitter: @HectorPerezSoto

Foto|Milenio.com

Comentarios

  1. O_llanas dice:

    jajajaja ni nos hagamos ilusiones, si bien nos va, os traemos el empate,ok
    le ganamos al saca chispas de seattle pero al america ni cosquillas le hicimos. no vaya a ser como el partido de tecos que ya nos haciamos campeones y nos golean a la siguiente semana..ademas el pin… ayovi ya no trae nada y el vuce no lo corre. ay que traer a abreu otra vez

  2. a parte del grán partido que dio rayados ese dia, el unico que siempre quedo a deber en clásicos fue christian martinez, malísimo el tercero era parable