Rayados: Analizando al próximo rival: Tijuana

Rayados reaparece en el torneo. Se juega la segunda jornada y es ante el todavía “nuevo” equipo en la primera división mexicana: Xolos de Tijuana. Equipo que en la temporada pasada se nos complicó de más en el Estadio Tecnológico, pero que al final de cuentas el equipo rayado tuvo con qué para ganar el partido 4-2.

Hay ligeros cambios en este equipo, comparado con el que nos enfrentamos la temporada pasada. En esta ocasión ya no es Joaquín del Olmo el estratega, ahora es Antonio Mohamed. En aquella ocasión también estaba Dayro Moreno, el colombiano que de hecho nos hizo gol, y que hasta la fecha, aún no reporta ante los Xolos y por ende, no podrá jugar mañana.

¿Cuál es la peligrosidad de Tijuana? ¿cuál es su lado fuerte? ¿cuál es su lado débil? trataré de analizar sus pro y contras, y el parado que podría utilizar este sábado en punto de las 20:00 horas (Hora de Monterrey).

Para empezar, Tijuana utilizó en el partido anterior ante Monarcas un parado habitual de 4-4-2. Pero en los entrenamientos durante la semana el ‘Turco’ Mohamed hizo ligeros cambios en esa alineación inicial, pero solamente de hombres, dándole más fuerza a la defensiva de Xolos. Además, en esta semana el jugador Riascos entrenó por separado, ya que aún no está a tono físicamente, pero se espera que sí pueda estar para el partido.

Esta es la probable alineación que Mohamed mandará el día de mañana:

 Su punto débil 

Como podemos observar en la imagen, podemos darnos cuenta que obviamente el punto débil de Xolos es en la parte defensiva. Miguel Ángel Almazán jugó en Toluca junto a Édgar Dueñas. Me parece un defensa que se ubica bien pero suele tener varios errores que le podrían costar caro al equipo de Tijuana. Gandolfi, con su corpulencia y fuerza siempre será un jugador difícil de pasar, pero que sin duda alguna, con la velocidad y juego vertiginoso de Monterrey, estaría pasándola muy mal.

Por las bandas el ya conocido Édgar Castillo, rápido pero irregular, me parece que ataca mejor de lo que defiende, y ahí Monterrey podría aprovechar con Reyna o Neri Cardozo, según a quién ponga Vucetich. Y por el otro extremo Juan Pablo Santiago, un jugador que su posición natural es la de defensa central, pero que Mohamed lo utilizó en la lateral de la izquierda el partido pasado. Sin duda alguna que Monterrey tiene muy buenas oportunidades por las bandas, algo que debería de aprovechar con velocidad y juego rápido para jalar marcas.

De media cancha hacía adelante, Xolos peligrosos.

Pero, antes de llegar a esa zona de la cancha hay que pasar por una parte del campo sumamente complicada. En la contención estarían Leandro Augusto, y el ex-rayado Egidio Arévalo. Dos perros de caza, sobre todo más el uruguayo. Monterrey debe de copar la media cancha con más jugadores para ganarle el terreno a Xolos. Ambos contenciones de Tijuana son hombres que corren mucho en la cancha y además pelean cada balón, sumándole las incorporaciones de Fernando Arce y Richard Ruiz, quienes sin duda alguna haría mucho peligro al Monterrey. 

Si Rayados quiere hacer daño, tiene que ganar la media cancha. De nada servirá que el punto débil de Tijuana sea la defensa, si no se puede pasar el medio campo. Importantes serán las funciones que pudieran tener Zavala y Luis Pérez, por ahí también se sumaría la de Walter Ayoví, y sobre todo el sacrificio que tengan los volantes de Monterrey, para hacer el pressing y poder tener el balón. 

Arriba, las dos caras de la moneda. Por un lado Duvier Riascos, jugador proveniente de Puebla, que es rápido y fuerte, y por el otro lado “Pepe” Sand, jugador argentino que fue muy criticado el torneo pasado, pero en el juego anterior se entendió bien con el colombiano, y además marcó el gol del empate por la vía penal. Como siempre, Rayados debe cuidar la velocidad de los atacantes de Xolos, las incorporaciones de los volantes como Arce y Richard Ruiz también serán peligrosas, así que Monterrey debe presionar y no dejar llegar a tres cuartos de cancha a Tijuana. 

¿Qué esperar del Monterrey en este partido?

Que más quisiéramos que Rayados apabullara a todos sus rivales y saliera a proponer los partidos desde el minuto 1 hasta el 90, pero el fútbol no es tan fácil. Hay que sumarle al partido, que Rayados jugará en cancha sintética. Es cierto, no es pretexto para un jugador de fútbol, y no es la primera vez que Rayados juega en ese tipo de base, pero hay que darnos cuenta que siempre afectará, -a unos más que a otros-, un tipo de cancha diferente.

Es por eso que creo que Monterrey no saldrá a proponer desde el principio ni a desgastarse, Vucetich es inteligente y además muy cauteloso. Pronostico un partido donde Rayados saldrá a esperar en los primeros minutos, y a un Víctor estudiando al rival para así poder descifrar la forma en cómo vencerlos. Es una actitud riesgosa, claro está; porque nada garantiza que Xolos no vaya a anotar en los primeros minutos y cambie el rumbo del juego, pero conociendo a Vucetich creo que apostará por esa postura. 

Lo que sí tiene que hacer Monterrey -en mi opinión-, y eso sí desde los primeros minutos, será presionar a Xolos desde la salida. En estos minutos del juego, los jugadores ofensivos del Monterrey tienen que hacer la tarea de presionar al rival para que así no salga con facilidad y no arme su juego. Será importante e interesante ver como se maneja el juego en la media cancha, donde creo que estará trabado, por los buenos jugadores que tiene Xolos, y por la cantidad de hombres que ponga Vucetich en esa zona.

A mi parecer será un partido complicado, pero como todos: ganable. Monterrey tiene que jugar mejor de como lo hizo ante Jaguares para sacar un buen resultado. Hay que recordar que Xolos está inmiscuido en la zona del descenso, y tratará de sumar de a tres todos los partidos en su casa, lo que lo vuelve aún más complicado. 

Foto | El Porvenir

Comentarios

  1. Gigio Gálvez dice:

    pero no jugó contra el Oxxo con línea de 5, 3 contensiones, Moreno y Sand en punta? No recuerdo ver a Castillo por derecha, de por sí con la izquierda no se perfila bien… La media de contensión es lo más fuerte de Xolos, sin duda