Rayados: Las rachas…

El futbol es un deporte hermoso, un deporte que siempre lleva las emociones al límite y donde nada garantiza la obtención de un resultado. Es interesante la reacción de los medios y los aficionados al finalizar un partido, el resultado nos puede llevar a sentirnos campeones o a sentirnos candidatos al descenso. Los resultados suelen engañar la percepción general del público, llegando una racha a significar dentro de la imaginaria el éxito o el fracaso, y llevándonos a olvidar por completo el panorama general del torneo.

Tomando como parámetro los resultados obtenidos durante la actual gestión, hay ejemplos claros de como esto ha sucedido, enterrando al equipo o elevándolo sin tener los argumentos necesarios.

Durante la temporada Verano 2001, el equipo alcanzaba los primeros planos después de casi diez años, los dirigidos por Floro demostraban un futbol muy vistoso y justo. Tras perder en la jornada seis a manos Tigres, el equipo alcanzo una racha de buenos resultados que lo llevo ocupar el liderato general por algunas jornadas, siendo que desde la jornada siete a la 16 solo tuvieron una derrota a cambio de cinco victorias y cuatro empates. Las ilusiones eran grandes dado que se conseguía la clasificación a la liguilla por primera ocasión, sin embargo, el resultado final fue desastroso al ser eliminados contundentemente por Pachuca en cuartos.

Tras varias temporadas desastrosas, la segunda temporada de Pasarella se convertiría en la más exitosa en 17 años, terminando  terceros generales y obteniendo el campeonato, sin embargo, a muchos se les olvida que Pasarella fue muy cuestionado tras una primera campaña desastrosa, y ligando siete partidos sin victoria en la temporada del campeonato, siendo la derrota frente a Tigres en la jornada 14 el despertar del equipo que ,en los siguientes 11 partidos incluyendo liguilla, solo obtuvo una derrota.

En el 2004 tras los fracasos de Pasarella y Hugo de León, Miguel Herrera llego al equipo con la idea de conseguir regularidad, siendo lo único constante conseguido el ser precisamente irregulares. El desequilibrio de aquel plantel era claro, igual se goleaba un partido que se terminaba goleado, y los resultados así lo demostraron llegando a dos finales pero perdiéndolas ambas de mala manera. Se recuerda una racha en el clausura 2005, la cual llevo a pensar que la regularidad se había alcanzado ya que los resultados cubrieron lo disminuido que se encontraba el plantel en aquella temporada. De la jornada 8 a la 15 el equipo obtuvo cinco victorias a cambio de dos empates y una derrota, sin embargo, el gas no alcanzo y apenas se llegó a cuartos.

La temporada Apertura 2005 es recordada como la de mejores resultados y mayor nivel de juego hasta lo conseguido en el 2010. La plantilla era espectacular de media cancha para adelante, llegando a obtener en 23 partidos, incluyendo la liguilla,  13 victorias por seis empates y cuatro derrotas, con una racha impresionante de 15 partidos sin conocer la derrota. Lamentablemente, la gran racha y el gran torneo en general, no fueron suficientes para conseguir el título.

A partir de ese torneo, y ante la salida de Franco, el cuadro de Miguel Herrera vuelve a la irregularidad lo que lo lleva a su salida y la llegada de Mizrahi, siendo los resultados prácticamente iguales.

Seria hasta el Clausura 2008 cuando se conseguiría una buena temporada en términos generales, culminando en la eliminación en semifinales a manos de Santos en aquel recordado partido. De 21 partidos jugados, se perdieron cinco, por siete victorias y nueve empates, pasando por rachas negativas (tres derrotas consecutivas) y positivas (una derrota en ocho partidos) que culminaron en poco.

Ya con Vucetich al mando, el Clausura 2009 marcaría un giro en el paradigma rayado, el fin del “lavolpismo” y la llegada de un futbol más equilibrado. En 15 jornadas, se obtuvieron siete victorias, por cinco empates y tres derrotas, sin embargo, el buen torneo culmino de mala manera al tener un pésimo cierre y ser eliminados en cuartos.

La temporada siguiente Apertura 2009 se alcanzaría el campeonato, sin embargo, pocos recuerdan el torneo que lo acompaño. Un gran inicio de temporada parecía terminar en fracaso al obtenerse cuatro derrotas en seis partidos por dos victorias y un empate de la jornada 11 a la 17. La conclusión del torneo todos la recordamos.

La temporada siguiente Clausura 2010 se convirtió en una de las más amargas desilusiones. Tras culminar 17 jornadas con una sola derrota a cambio de 10 victorias y seis empates. La racha de 15 partidos sin derrota culmino abruptamente con dos derrotas consecutivas en liguilla, terminando con la eliminación en cuartos. A la temporada siguiente Apertura 2010 y tras un inicio espectacular manteniendo el invicto hasta la jornada 14, todo parecía venirse abajo al llegar a una racha negativa en el cierre del torneo con tres derrotas en cuatro encuentros. La final de aquel torneo sería recordada como una de las más espectaculares.

La historia reciente de rayados ha estado marcada por rachas, rachas positivas y negativas, sin embargo y como se ha demostrado, las rachas no garantizan que el resultado final sea igual. Lo ideal sería alcanzar un buen funcionamiento y obtener rachas positivas, pero mientras que esto no ocurra, tampoco podemos dar por perdido un campeonato por una racha negativa.

Hoy nos encontramos con un panorama similar al enfrentado por Miguel Herrera posterior a la final del 2005, la irregularidad se ha convertido en constante. La solución en aquellos años fue un cambio total, distintos jugadores y distinto estilo de juego. ¿Sera esta la solución?

Foto: Mediotiempo

Comentarios

  1. adicto_aTi dice:

    aldo tu eres el menos indicado para hablar eres tigre y lo vi en la final que los apoyabas mientras un rayado de corazon les deseaba el mal te la pasas lescionado le harias un bien al equipo si te vas para mi un verdadero rayado es jona rayado de nacimiento y hecho en el club todo lo que dijo jona fue cierto se ve que te cayo el saco por eso ladraste y si la  verdad se necesita un buen cambio en el plantel unos ya necesitan cambiar de aire solo queda aguantar esta temporada