Análisis táctico: Santos 1-1 Rayados: Pobre exhibición de Monterrey

Monterrey sigue sumando puntos, y ya lleva cinco partidos sin perder; pero de esos partidos mencionados, el de ayer fue el más próximo a la derrota, y es que Rayados corrió con mucha suerte ante un Santos intenso y poderoso al ataque, pero gracias a la fortuna, se pudo traer el empate ayer del nuevo Corona. 

Monterrey comenzó con la misma alineación que el partido ante Chivas. Los mismos centrales de siempre, Dárvin y Severo por las bandas, Zavala y “Lucho” encargados de la contención, Cardozo por la izquierda, Reyna por derecha y Delgado por el centro, justo atrás de Aldo Denigris. 

Las posiciones se iban intercalando entre Delgado, Reyna y Cardozo, quienes intentaron hacer lo mismo que el partido pasado, pero el resultado no fue el mismo, ya que Santos estaba muy bien parado atrás, y presionaron y anularon muy bien el ataque del Monterrey. La novedad de Santos fue Baloy en la defensa, que se comportó muy bien atrás, atento para sacar todos los balones aéreos que Rayados mandaba al área, y Crosas en la contención. Hay que decir que es un gran jugador, tiempista y muy tranquilo para tocar el balón.

Como siempre, quiero destacar los puntos que en mi opinión, fueron los más importantes del día de ayer. 

1. Ante pases filtrados, defensa mal ubicada

Santos ayer utilizó una técnica extraña para llegarle al Monterrey, pero le rindió frutos. Los “laguneros” abusaron del pase filtrado y sobre todo del aéreo. Ante eso, la defensa de Rayados se vio muy mal ubicada, les ganaban todos los balones por arriba, y a ras de pasto de igual forma. A pesar que Monterrey sigue siendo la mejor defensa del torneo en cuanto a números, ayer en la práctica se vio muy poco de eso, y es que la falta de ubicación fue muy notoria. 

Me gustó Dárvin Chávez ayer por la izquierda, aunque también ese lado fue vía de llegada del Santos Laguna, no fue tanto como el lado derecho, donde defendía Severo Meza, y en ocasiones Hiram Mier. Las individualidades de Santos fueron ayer geniales, muy explosivas y muy afortunadas también. 

Christian Suárez, creo que dio su mejor exhibición del torneo, ante las facilidades que le dio la defensa del Monterrey y su gran técnica individual, puso en demasiados aprietos a la portería de Monterrey. Fácilmente, tuvo tres jugadas de peligro en nuestro arco, pero afortunadamente no se vieron reflejadas en goles. 

Como viene la imagen, así fueron los pases filtrados de los mediocampistas y hasta defensores del Santos Laguna. Los pases la mayoría de las ocasiones fueron aéreos como ya lo mencioné, y así les ganaban las espaldas  a los defensas del Monterrey. En ocasiones los defensas de Monterrey tenían la oportunidad de cortar esos pases, pero fueron en pocas jugadas.

Suárez siempre recortaba hacía adentro y se llevaba a toda la defensa del Monterrey. Habilitaba a Peralta y Quintero. Ludueña casi no figuró ayer en el ataque de Santos, sino que fue Suárez el que tomó esa responsabilidad de crear juego en tres cuartos de cancha. Quintero también recortaba hacía adentro, pero no fue tan frecuentemente. 

2. Monterrey bajó la intensidad de Santos con posesión del balón

Ante los embates del Santos en los primeros minutos, Rayados se fue asentando en la cancha y poco a poco fue durmiendo el ataque lagunero. La media cancha se volvió un factor importante, y un factor a favor de nosotros, y es que Monterrey comenzó a llenar de hombres la media cancha para poder tener la posesión del balón, y lo estaba logrando. 

Así trabajó Monterrey después de la intensidad de ataque de Santos. Rayados intentó copar la media cancha poniendo más jugadores que los santisas, y eso estaba rindiendo frutos, ya que Monterrey jugaba a pases cortos, y todos los jugadores estaban cerca esperando el pase. 

Suárez ingresaba de lado izquierdo hacía el centro, y Darwin Quintero lo hacía igual por el otro sector. Crosas y Salinas subían como contenciones que son, pero Crosas tenía más sacrificio de bajar un poco más y compactarse el equipo.

Esta labor del Monterrey se fue perdiendo conforme los volantes se fueron debilitando en el sentido de sacrificio y recuperación, y de esa forma Santos fue recuperando el balón y renovó el peligro a su favor. 

Zavala, Luis Pérez en ocasiones, Reyna y Cardozo, se fungían como medios naturales, defendiendo y presionando la salida de Santos después de los primeros 20 minutos. Con eso, el partido se calmó un poco y Rayados tuvo más el balón, pero hay que decir que no tuvieron ninguna jugada de peligro, y la posesión del balón se convirtió en nada, ya que no fue productiva. 

3. Nulo ataque de Rayados

Ayer Monterrey demostró todo lo contrario a lo que había mostrado en los dos últimos partidos. Nulo ataque. A pesar de tener a grandes hombres adelante, y aún sin Humberto Suazo, Monterrey tenía con qué hacer daño y nunca pudo hacerlo de buena forma. Los volantes de Monterrey se vieron muy apagados, y por ende Aldo Denigris no figuró. Conocemos las características de este jugador, y difícilmente puede destacar por sí solo, y si los volantes rayados están apagados, él con más razón.

El más insistente fue Ángel Reyna, se ha notado un jugador comprometido desde que llegó, y siempre busca tener el balón en sus pies, pero ayer no pudo pesar en el ataque, ya que Santos aplicó en la gran mayoría de las veces, ese dos contra uno tan complicado para el atacante, y siempre terminó sucumbiendo ante la buena marcación del Santos. 

Delgado pasó desapercibido, y Neri lleva así toda la temporada, y aún así terminó el partido. Algo que en lo personal me pareció increíble porque fue el que menos estaba pesando en el ataque.

4. Ante el gol, el último toque un martirio para Monterrey

Cuando cayó el gol de Luis Pérez, Santos se vio obligado a adelantar líneas y a buscar el empate, algo que se veía muy favorable para el Monterrey, ya que tenía la posibilidad de buscar el contragolpe para rematar al equipo de Santos, y así estaba siendo el partido, pero Santos no dejaba de ser peligroso en sus ataques, ya que casi siempre los terminaban.

Caso contrario fue el de Monterrey. Tenían de tres cuartos de cancha en adelante libre el espacio para atacar, y ya con la llegada de Humberto Suazo el partido pintaba muy bien para los nuestros, pero el último toque siempre era demasiado malo para un ataque de Rayados que realmente nunca fue intenso. 

Luis Pérez, Zavala, Neri, Ayoví, Suazo, Denigris, estos jugadores fueron los destinados para comandar el ataque del Monterrey en los últimos minutos del segundo tiempo, pero todos fueron muy erráticos y eso se reflejó en las pocas llegadas que tuvieron. Suazo entró y todo parecía que el ataque de Monterrey se fortalecería pero no fue así. Ayoví muy errático, llegaba a línea de fondo pero sus pases no eran los correctos. 

Denigris muy errático, y sin ningún peso al frente. Creo que se está ganando por sus propios méritos la banca. 

Monterrey tiene un problema muy grande de visita, y ese es el gol. Rayados en cada salida que tiene se le ve muy pobre espectáculo al frente, y eso se ve reflejado en un gol en tres partidos de visitante. Habrá que mejorar, y eso va desde la proposición del partido, hay que arriesgar más y ser ese equipo que siempre proponía en todas la canchas.

5. Juego aéreo en contra, peligro latente

Ayer Monterrey marcó pésimo. Cada jugada a balón parado y tiro de esquina era un peligro real para Monterrey, y nunca se pudieron sentir seguros en esas jugadas. Lo peor de cada balón parado, era que los balones caían y tenían los jugadores del Santos una segunda oportunidad para rematar a puerta, algo demasiado peligroso.

A pesar de tener a jugadores tan altos, el Monterrey simplemente no puede. ¿Cuál será el problema? ¿La marcación no es la correcta? ¿Se deben implementar nuevas estrategias? Sea lo que sea, Vucetich debe trabajar mucho en eso porque a Rayados le adolece demasiado ese punto, y se han perdido puntos por esas jugadas. (Xolos y Santos)

Rayados marcaba por zonas en balones en contra, eso aunado al buen movimiento de los jugadores santistas, fue veneno puro para los defensores del Monterrey que rara vez pudieron sacar los balones que les llegaban en contra. El colmo fue en el gol de Santos, cuando Aarón Galindo remató completamente solo para marcar el empate a uno, a diez minutos del final. 

Ayer Monterrey dio una de sus peores exhibiciones del torneo, y aún así no perdieron. Se debe de trabajar la ubicación de la defensa, y también la contundencia y la profundidad del equipo. No solo se puede jugar bien de local y dar buenos partidos en el Tec, también debe de ser un equipo regular fuera de casa, para pensar en cosas importantes en el torneo. 

Foto principal: Mediotiempo.com

 

Comentarios

  1. pastor leopoldo dice:

    Estimado Edú:

    Mi mas sincera felicitación por tu análisis. 

    Al leer los comentarios, de los diferentes
    analistas deportivos, que escriben sobre la Pandilla, vos sos el mas certero en
    objetividad.

    De todo lo que escribes, solo hay tres frases
    que utilizaste que me gustaría enfocarme, porque difiero un poco con tu óptica:

    1)”.
    “…”…ante un
    Santos intenso y poderoso al ataque…”

    De
    todos los juegos que le he visto al Santos, este y el de la final del 2010 en
    Monterrey, han sido de los mas malos en desempeño. 

    La actuación de Oswaldo
    fue pésima. Todos los jugadores en la grama brindaron un juego nulo en calidad.

    Las únicas jugadas con
    nivel profesional, fueron el trallazo de Darwin Quintero, y la sacada de balón de
    Dárvin Chávez.

    De allí en adelante el
    nivel del partido fue mediocre.

    En otras palabras, yo no
    vi a un Santos, ni intenso, ni poderoso, al ataque.

    2) “…Monterrey
    sigue siendo la mejor defensa del torneo en cuanto a números…” 

    Lo que
    vos mencionas es entendible, pero la forma en que lo plasmas, al caer en manos,
    o en la mente, de gente sin criterio, puede dar una idea equivocada. 

    La Pandilla tiene mas de
    seis temporadas seguidas, jugando con una defensa, que evalúo, de regular hacia
    abajo, en su rendimiento. 

    El debut de Mier fue muy
    promisorio, pero después de su lesión, se ha ido apagando y la realidad es que
    su nivel no es bueno, 

    Hubo una jugada en la que se vio muy mal. Cuando Oribe Peralta, le disputó una
    jugada, se descompuso su figura totalmente, por muy poco, la jugada pudo haber
    tenido un desenlace diferente.

    Como esta ya son por lo
    menos tres, incidentes similares, en donde muestra muy poca sabiduría
    callejera.

    Sería mejor definir a la defensa como, débil, sin mencionar para nada los
    resultados, porque el único resultado que importará, es el que se registre al
    finalizar la temporada. 

    3.”…No solo se
    puede jugar bien de local y dar buenos partidos en el Tec,..” 

    En mi opinión,
    la Pandilla no está jugando bien.

    Una jugada de calidad fue
    la culminación del disparo de Ángel Reyna, en el segundo gol contra Chivas,
    pero fue precedido por un error en la salida del rebaño. 

    Los invito a hacer el
    siguiente examen: analicen las oportunidades de gol creadas. 

    Cuenten el número
    de toques de balón que se den en esa ofensiva. 

    También la cantidad de ocasiones
    en que contrincante estuvo cerca de anotarnos. 

    Tomen una libreta y pongan el nombre de cada jugador y vayan registrando sus
    pases equivocados y los acertados.

    A la hora de evaluar llegaremos  a una atinada conclusión: La Pandilla debe
    mejorar su rendimiento.

     

    1. hablador dice:

      maestro.