Rayados: fortaleza mental

  “Winning takes talent, to repeat takes character” 

John Wooden

Que grande satisfacción le dio Santos a su afición durante casi todo el partido. “Casi” es la palabra clave en esta frase inicial. Habia una fiesta en las tribunas: Torreon estaba feliz al ver lo que parecía un sueño hecho realidad. El equipo de Santos CASI da una remontada fantástica. Si no fuera porque Jonathan dio el partido de su vida no estaríamos festejando hoy el bicampeonato de la CONCACAF. Entre esa destacada actuación y, de nuevo, la paciencia y temple de este equipo para luchar con determinación y con inteligencia, se tejió el triunfo Rayado.

 No podemos dejar de lado los fantasmas del pasado, esa semifinal perdida en los últimos minutos por un gol, las tristes finales con el piojo Herrera, sin duda también las derrotas dejan grandes enseñanzas. Anoche esos fantasmas rondaban el TSM, sin embargo bastó un gol para ahuyentarlos.

 Y hoy eso es cosa del pasado. Hoy Rayados es Campeón de nuevo. Obvio no podemos dejar de reconocer que se sufrió por largos minutos al ver a una defensa superada en momentos y un ataque que no funcionaba como esperábamos. Pero al final nos salimos con la nuestra y se conquisto como se pudo una copa más, una copa que se levanto en casa de un magnífico y acérrimo rival y que por lo mismo nos deja con aún más satisfacción al demostrar que Monterrey es el gigante del norte de nuevo.

Que belleza verlos levantar la copa en Torreón igual como se levantó en casa del Real Salt Lake el año pasado y como también ya lo hicieron en el Azul.

 Anoche Orozco y el resto de la pandilla consiguieron su revancha en ese patio, creando de paso una memoria genetica que perdurará en el inconsciente colectivo de los laguneros.

Estos rayados sí sienten el amor a la camiseta y el orgullo de ser un gran equipo y un gran club. Basta ver la cara al final del juego de Zavala, Meza, Orozco, Morales, Carreño y Mier para saber que son Rayados de corazón.

 Que juegazo dio Orozco, que juegazo dio Zavala y Chelito y al final que buena pared hicieron Neri y Ayoví que siempre se entienden. Hay mucho por corregir y mucho por hacer aún si es que este equipo se decide a ir por la otra copa, esa que también ya extrañamos y que sabemos que podemos tener de nuevo si es que el cuerpo técnico sabe como motivar al grupo y dejarse de medias tintas. Hay que desatar el total potencial de este equipo, dejarlo jugar a tope en este partido de fin de temporada y en la liguilla. Hay que ir por todo este año. Lo necesitamos. Queremos más estrellas, queremos ganar todo.

 Felicidades al equipo de Rayados por ser campeones y darnos otra alegría más. Ese es el camino en que queremos que anden siempre. Hay que aprender de esta victoria también porque queremos más. Muchas más. Por lo pronto ahi viene la liguilla y otra oportunidad de llegar a lo más alto. Hay que seguir fuertes mentalmente y concentrados en el proximo objetivo.

Arriba Rayados y felicidades Bi-campeones.

PD Por cierto pasen a ver el blog de Pasión Guerrera que hoy luce mas bello que nunca: http://pasionguerrera.com/

Comentarios

  1. Luis8rayado dice:

    uuufff ya vi la pagina jajajajaja asta ke le pusieron algo bueno MUCHAS GRACIAS C.F.M. POR TANTAS ALEGRIAS!!