Rayados: Capacidad que tranquiliza…

Se toma como ejemplo el recién conseguido título de bicampeon de Concacaf, pero de lo que estoy hablando es algo de tiempo atrás.

La llegada de Vucetich y la fallida participación en la Copa Sudamericana, dejo a Monterrey con un plantel bastante nutrido, jugadores de experiencia, jugadores de grandes cualidades, y un grupo de jóvenes que se habían ganado un puesto. Se dice que cantidad no siempre significa calidad, y aunque muchos jugadores han salido desde aquel 2009, la competencia interna sirvió para depurar al equipo y quedarse con un grupo más compacto de jugadores de gran calidad.

Los jugadores comprados para hacer la diferencia han cumplido a cabalidad con su función, todos los extranjeros justifican su puesto y han dado resultados sobresalientes, los veteranos han servido como punto de inflexión para unir al grupo, la cantera da cada vez más jugadores con cualidades bastante sobresalientes, llegando a ser de llamar la atención lo hecho por Mier, Zavala y Severo.

Por donde se le vea, Monterrey tiene un plantel que cualquier equipo podría envidiar, línea por línea tienen jugadores que en comparación superan a la mayoría de sus rivales, y que haciendo una comparación entre precio y calidad, Monterrey está muy por encima de otros equipos.

Mientras veía el partido contra Santos, y el final del partido se acercaba, me invadía una pasmosa tranquilidad. La confianza en el equipo es plena, y no porque sea un fanático cegado por la pasión, la confianza está basada en la capacidad demostrada de cada uno de los jugadores y el técnico que en los momentos más importantes actúa cual cirujano para hacer los ajustes necesarios y revivir lo que parecía estar muerto.

Parece ser que la presión no los afecta, pasan los minutos y su juego es frio y calculado. Con el marcador en contra y la afición en contra, es de llamar la atención la tranquilidad con la que se desempeñan los jugadores, sabedores que tienen la capacidad de revertirlo todo e imponer su juego.  Jamás sentí perdida la final, algo me decía que Monterrey anotaría, ese algo son los mismos jugadores. Sobreponerse en el Azteca contra América, la épica remontada contra Cruz Azul, el coraje mostrado en Utah, la perfección de la final contra Santos del 2010. No es solo confianza, es el respaldo que se ha ido forjando en base a resultados lo que nos hace saber que Monterrey tiene la capacidad para lograr sus objetivos aun cuando tenga todo en contra.

Aun cuando todo pinta mal, Monterrey tiene las armas para reaccionar, esa capacidad que nos tranquiliza y que nos da la confianza de que las cosas saldrán bien.

El torneo llega a su fin, y la liguilla está a la vuelta de la esquina. Cuando Rayados iniciaba su ascenso, todos decían que llegaría el momento en el que se enfrentarían a los rivales más difíciles que los detendrían, las jornadas pasaron, y los rivales aun no llegaron. Son casi 17 jornadas, mas toda la Concacaf, en las que, fuera de 50 minutos de ayer, ningún equipo ha logrado dominar a Monterrey.  Rayados debe entrar a la liguilla con plena confianza en sus capacidades, además de tener un gran respeto a los rivales y jugarles a todos por igual. Cuando se logre conjuntar las capacidades con la mentalidad, este equipo será imparable.

Foto: oem.com.mx

Comentarios

  1. Furia Rayada dice:

    Que así sea…