Rayados: Lo bueno, lo malo y lo feo de la jornada

Lo Bueno:

Por más que trato de recordar algo bueno que haya mostrado nuestro equipo, simplemente no puedo hallar algo digno de resaltar.

De nuevo, tal vez solamente en lo individual, seria una buena actuación de Walter Ayoví. El ecuatoriano se mostró en casi toda la cancha y trato de ponerse al equipo al hombro, tratando de darle manejo al esférico y poner equilibrio en la media. Desde aquellas declaraciones en donde cierta gente y prensa quiso hacer “grilla” y ponerlo contra la afición, pareciera que le ha ayudado a levantar su nivel. Esperemos que su nivel siga en ascenso ya que el equipo lo necesita.

Lo Malo:

Una de las cosas malas por resaltar son los puntos que se siguen perdiendo de local. Si bien no se ha perdido, la cosecha de victorias en casa que se ha conseguido esta temporada es muy mala. Aun faltan algunos juegos en casa pero se perfila para ser una de las peores que yo recuerde en cuanto a victorias se refiere. Da miedo pensar que el Tec pudiera haber dejado de pesar como anteriormente lo hacia, todo esto derivado al pésimo momento futbolístico del equipo y flojera de ciertos jugadores.

Lo Feo:

Ya se había mencionado en este espacio, pero lo feo es que cada vez se va viendo un peor funcionamiento del equipo. Sigue sin tener idea, sin crear jugadas de peligro, sin orden táctico, sin lograr contener al adversario y sin que sus jugadores de peso futbolístico aparezcan.

Todo esto son cosas que les pudiera pasar a cualquier equipo, un “bache” futbolístico o anímico, pero lo que no tiene excusa es la falta de intensidad con la que juega el equipo. Si el fútbol e idea táctica no te alcanza para proponer un buen partido, por lo menos mostrarse dignamente ante el rival peleando cada balón y haciéndole la vida difícil al rival en la cancha.

Definitivamente fue un espejismo de estar en los primeros lugares estas jornadas ya que el fútbol no coincidía con los números de nuestro equipo.

Miguel Hurtado: @mikehdo

Foto | deportes.terra.com.mx