Rayados: Sin tiempo para lamentos

La eliminación del torneo Apertura 2012 a manos de los Xolos de Tijuana dejó un sabor extraño a todos los aficionados del Club de Futbol Monterrey.

Me parece que era una sensación de sentimientos encontrados. Una mezcla entre saber que se cuenta con uno de los mejores planteles del Futbol Mexicano (y del continente) y aún así ni siquiera notar su poderío en la cancha y, por otro lado, el saber que a pesar del pésimo torneo se le dio batalla a un equipo que logró ser constante durante todo el campeonato.

El torneo fue un fracaso; sin embargo, dicen por ahí que cada derrota es una oportunidad para seguir mejorando.

Rayados tendrá una revancha en menos de lo que canta un gallo. En algunos días nuevamente estará partiendo a Japón con un sueño que de cumplirse haría estallar de júbilo a todos sus aficionados. Es bastante complicado, por supuesto, pues en ese torneo juegan los campeones de cada confederación. Es el último gran título del año a nivel mundial.

Algunos jugadores en redes sociales o en entrevistas con medios de comunicación han expresado su deseo de querer borrar el mal campeonato local con una brillante participación en el Mundial de clubes. Eso no basta, realmente se necesita compromiso para olvidar individualidades o molestias dentro del vestidor. 

 

Foto| Club de Futbol Monterrey