Rayados: Sergio Pérez solo hay uno

Muchos hablarán de Sergio Pérez Moya, el chico que ha estado acaparando todos los reflectores de México y del mundo. Muchos al escuchar Sergio Pérez se les viene un automovil de la Fórmula 1 y el nombre histórico de McLaren.

”Checo” Pérez con justa razón se ha ganado la admiración de un país entero y de otras tantas poblaciones alrededor del mundo, pues ya que con esfuerzo, entrega y dedicación ha subido de nivel para cerrar trato con una de las mejores escuderías de la F1. Checo Pérez dejó Sauber para enrrolarse con McLaren.

Pero, para mí, para un fiel seguidor del futbol, para un fanático del balompié, que apenas ha visto una decena de carreras de autos, que nunca se ha desvelado viendo alguna participación de algún mexicano en carrera, pero que sí lo ha hecho para ver jugar a su equipo a media madrugada en un país lejano, dos veces, cuando en la segunda ya todo estaba perdido, para mí Sergio Pérez solo hay uno y él es ”Cherokee”.

Odiado por muchos por su baja de juego reciente, del gusto de otros por su buen despliegue por la banda derecha, Sergio el ”Cherokee” Pérez se ganó, en lo personal, la admiración de un servidor ¿la razón? el simple hecho de su buen juego.

La mayor parte de la hinchada rayada pedía su salida desde hace varios torneos por, como ya mencioné, su baja de juego. Pero, ¿acaso no recuerdan aquellas participaciones a su llegada? ¿aquellos buenos papeles que brindó los cuales le trajeron una convocatoria a la selección?.

Cherokee Pérez dejó su tierra natal, al equipo de sus amores Puebla, para enrolarse con el campeón de ese entonces, el Monterrey. Hablamos del ya lejando Diciembre del 2009, época que es extrañada por muchos, en donde Rayados era uno de los equipos más peligroso del país.

Rayados había obtenido el campeonato venciendo a Cruz Azul y apenas dos días después se hizo oficial la compra del camotero Sergio Pérez, quien llegó ilucionado para aportar.

Su buen futbol no tardó en florecer y junto con el excelente desempeño de los demás albiazul, Rayados consiguió el súperliderato en el Bicentario 2010, para después consagrarse campeón del Apertura 2010 venciendo a Santos. En este año Pérez Moya fue titular indiscutible, la lateral derecha estaba bien segura bajo el apodo del Cherokee.

Pero una serie de malas actuaciones de todo el equipo, incluida la del ‘Chero’, la represión de los aficionados que bien tienen el derecho de reclamar por bajas de juego, fue subiendo cada vez más, aunque no todo fue mal, pues ya que se ganó el llamado para debutar en la selección nacional.

Sergio Pérez no se va por la puerta grande, pero nunca hay que olvidar todo lo bueno que hizo por el equipo en su momento y que fue pieza fundamental en el cuadro que obtuvo el campeonato del 2010.

Buena suerte en Chivas y en cualquier lugar a donde vayas, ¡Gracias Cherokee!

Foto | terra.com.mx