Rayados: Aficionado o analista de futbol

Por: Mauricio Neri

[Twitter: @MauricioNerid]

En este receso de la liga MX vale la pena hacer algunas reflexiones. Muchos de nosotros, en determinado momento de nuestra vida podemos jugar el rol de “analista” o “aficionado” a este hermoso deporte que es el fútbol, y específicamente con nuestro Club Rayados, lo cual, es algo que decidimos en función de los que nos apasiona y nos mueve. Pero antes de iniciar la explicación de mi decisión de ser más aficionado que analista, les escribo las definiciones que encontré: a) Aficionado. Persona cuyo valor reside en el entretenimiento, que hace algo sin esperar una retribución y lo hace solo por vocación, su motivación puede ser, el amor por algo; b) Analista. Persona que se encarga, bajo cierto conocimiento, de tratar, de estudiar y reordenar datos que le son suministrados de diversas fuentes y encontrar conclusiones explotables.

Bajo estas definiciones traté de explicarme el paso del equipo en esta temporada. Desde el punto de vista “analista”, me di cuenta que se requiere un cierto conocimiento en la materia y, definitivamente, no he estudiado para Director Técnico, por lo que no pude encontrar la respuesta ya que tenemos el mismo cuerpo técnico y en su mayoría los mismos jugadores; sin embargo he leído y escuchado a otros, decir incluso, que nuestro técnico perdió la brújula. Además sinceramente, ese punto de vista tan analítico no me agrada tanto, ya tenemos bastantes problemas en la vida como para analizar demasiado las cosas y sobre todo nuestros pasatiempos, en este caso, el futbol.

Por otro lado, y a final de cuentas, lo que realmente les quiero expresar es, desde el punto de vista “aficionado” me dejo llevar por lo que siento y por lo que decido pensar. Como ya les había escrito antes, lo que me mueve y me motiva a ser aficionado del Club de futbol Monterrey es el amor que siento por los colores y a que me siento identificado, en cualquier parte, con este Club. Desde este punto de vista puedo tener mis opiniones sobre los movimientos en general que se llevan a cabo dentro de la institución, pero realmente sé que hay muchas cosas que no puedo cambiar. Por consiguiente, como aficionado, siento que lo que ha pasado es que los jugadores se han sentido poco motivados, al igual que nosotros (sin generalizar), tal vez piensen que el solo hecho de pararse en la cancha ya les da para obtener la victoria, pero a ciencia cierta no lo sé. Lo que sí sabemos es el potencial con el que cuenta el equipo, pues lo ha demostrado y la calidad de sus jugadores es inobjetable, también que tienen tiempo de jugar juntos, creo que todos coincidimos en eso, pero pienso que ellos, solamente ellos, pueden salir de esta situación en la que se han metido.

Muchas cosas más podemos pensar, pero, al final de cuentas, como ya lo dije antes, no somos directivos, ni directores técnicos, somos Aficionados al club. El apoyo no se puede condicionar a que quisiéramos otro jugador, que hagan cambios, otro técnico, otra directiva, etc.

Ahora bien, puedes pensar que esto es conformarse, de ninguna manera, a mí como a ti, me gusta ganar siempre, sin embargo, en este caso no soy yo el que compite, es mi Club y alrededor de este hay muchos factores que no podemos modificar, aceptarlo es mi decisión.

Que más exigencia crees que podamos aportar, a parte de los malos resultados que se han obtenido, eso es algo que está ahí y ni los directivos ni los jugadores pueden ocultar. Yo aún confío en las personas y con más razón si son Regios (me refiero a la empresa regiomontana que administra el club), aquí estamos acostumbrados a trabajar, a dar nuestro mejor esfuerzo, podemos obtener o no los logros, sin embargo se intenta, se planea para que así sea. De eso, no tengo la menor duda.

Hace como tres semanas coincidí con Gonzalez Ornelas en un vuelo de avión, ¿saben lo que le dije?, “Estamos con el equipo y sabemos que vamos a salir de esta.” Dejemos el análisis para ellos.

Antes de ser analítico, prefiero pensar que las cosas siempre van mejorar y que cada partido es una oportunidad más de hacerlo, no todo está perdido y cuando lo esté siempre habrá otra oportunidad, nunca dejar de intentarlo, esa es mi manera de pensar respecto a esto. Dejar las cosas en cada quien, cada quien tiene su papel y función dentro de todo esto que les platico. De mi parte, ser aficionado, apoyar a mi equipo en las buenas y en las malas, sentirme orgulloso de pertenecer a él y amarlo.

Esta es mi decisión: Ser aficionado al Club de Futbol Monterrey, Siempre Rayado de Corazón y estar orgulloso de eso.

 

Foto| Récord