Rayados: Con Chelito, ¿ganamos o perdemos?

Esta mañana presentó un buen arranque de semana para el técnico Víctor Manuel Vucetich, pues ya que todo parece indicar que ha recuperado a dos hombres, aunque uno de ellos no entrenó al parejo, para continuar el rumbo a la búsqueda de la clasificación.

Uno de ellos fue el defensor Leobardo López quien mostró una ligera mejoría, pero no hizo el entrenamiento al parejo de sus compañeros, pero el que sí lo hizo, fue César Delgado, quien realizó la práctica sin ningún problema, incluso, se reportó que anotó en varias ocasiones.

Si buscamos en todos los medios que manejan la nota, todos, sin lugar a dudas, hablan de la gran noticia que causó esta recuperación, pero, a nivel aficionado, el resultado es otro.

Ojo, antes de entrar a detalle en esto, quiero interponer que hablando como ser humano es una noticia más que agradable al ver que ”Chelito” se recuperó de su lesión, problema que no se le desea a nadie.

Pero si hablamos de lo futbolístico, encontramos que su recuperación habla de un posible retorno a las canchas, situación que no es muy bien vista por la hinchada albiazul.

Cuando hace algunas semanas, el 13 de marzo para ser exacto, se informó sobre la lesión del argentino, muchos aficionados comenzaron a agradecer por que esto pasara porque, sin afán de desearle el mal a él ni a nadie -lo repito, sí-, dejaba tranquilidad de que esa insistencia de Vuce por la banda derecha que no tuvo ningún buen resultado ya no iba a fungir, pues no iba a estar en condiciones de jugar.

Chelito ya se recuperó, podría reaparecer ante Pumas, aplaudimos que su malestar ya esté fuera de él, pero la incógnita de si tomar esta noticia como algo bueno ya se presentó en todos los seguidores albiazules.

Todos conocemos la gran calidad de magia con la que cuenta Delgado, pero también todos sabemos que hoy en día el apodo que se ha adjudicado de ”Hielito” -en vez de Chelito- lo tiene más que ganado, pues es increíble su frialdad al estar dentro del campo en cuanto a peligro ocasionado.

Solo recuerdo un buen desborde que realizó ante León, jugada que sacó sus características de crack para después centrar a Suazo, quien no pudo incrustar el esférico en el arco leonés, fuera de ahí a sido nula la actividad del 19 rayado en el terreno de juego.

En su posición hay hombres que pueden llevar más allá el ataque regiomontano, tal es el caso de Corona y Arellano -aunque este último presentó molestia y no entrenó al parejo-, pero dudo que Vucetich quiera cambiar de aires.

Sí, la sonrisa y tranquilidad porque la lesión se ha marchado está, pero es inevitable el hacernos la pregunta que muchos podrán contestar a la primera: con el regreso de Chelito, ¿ganamos o perdemos?.

-Enrique Cavazos- @kke26

Foto | mediotiempo.com