Rayados: A 10 años de la segunda corona

17 largos años que el hincha de La Pandilla no disfrutaba el máximo gozo que un aficionado al futbol pueda tener; la consagración de su equipo como campeón de su respectivo país.

Casi dos décadas después de que los legendarios Mario de Souza Mota ‘Bahía’, Francisco el ”Abuelo” Cruz y compañía le dieron el primer campeonato al Club de Futbol Monterrey -en 1986-, una dupla ‘matona’, más dos hombres que volvían ‘locos’ a los laterales rivales, llevaron al equipo de Rayados a lo más alto del olimpo una vez más.

La delantera comandada por los sudamericanos Alex Fernández y Guillermo Franco, más las bandas explotadas por Walter Erviti y Jesús Arellano, dejaron fuera al acérrimo rival de la historia, Tigres, para después medirse con un poderoso Morelia que llegaba con una gran hambre de triunfo, la cual no pudieron suplir.

El temible ataque michoacano, liderado por Reinaldo Navia, Damián Álvarez y el entonces bueno Adolfo Bautista, no pudo pesar en la gran final del Clausura 2003, en donde poco pudieron hacer para evitar que los regiomontanos se alzaran con el titulo.

Fue un 11 de junio del 2003 cuando, con goles de Erviti, ”Guille” y Héctor el ”Pirata” Castro, Monterrey derrotó en la cancha del Tecnológico a un Monarcas que, vía el ”Bofo”, apenas pudo acortar la cómoda ventaja que Monterrey se llevaría al juego de vuelta.

Tres días más tarde, el 14 de junio, aunque los papelitos finales eran rojos y amarillos, la gloria se pintó de azul y blanco después de que los cartones finales marcaran un 0-0 parcial, 3-1 global, en favor de los del Norte, lo cual les daba su segunda estrella.

Un plantel unido por su prestigiado técnico Daniel Passarella le regaló la mejor satisfacción a la siempre fiel afición de la hermosa ciudad regia, la cual se volcó en una sola fiesta tras ver a su club en lo más alto de la nación.

Después de esa noche todo sería diferente, FEMSA llevaba tres años en el cargo de la institución y solo eran unas cuantas entradas a liguillas y finales disputadas en seis años para después entrar en la tan codiciada ”época dorada” del club, que comenzó en el 2009 con el tercer campeonato ante Cruz Azul.

Así se escribió la historia que traería el bordaje de la segunda estrella en la indumentaria albiazul, la cual hoy la recordamos con tanta satisfacción en nuestra memoria.

¡Gracias Rayados!

-Enrique Cavazos- @kke26

Foto | FEMEXFUT