Rayados: Forjando el camino

Por: Andrés Coronado rojas

Twitter| @AndresCrojas

Quien lo diría, antes de iniciar el Apertura 2013 todo parecía indicar que era el torneo de Rayados, y que solo una malaria podía destruir el futuro que se veía venir.

Como si los rituales ancestrales que realizaron los líderes de la porra rival los hubieran hecho a mediados de año, el torneo comenzaba sin resultados favorables, el trono del Rey Midas se tambaleaba, las lesiones aquejaban el plantel, y por si fuera poco, de quienes más se esperaba, decidieron partir.

La noche caía cada sábado, con la esperanza de renacer entre nuestras cenizas, como antes lo habíamos hecho ya, pero los resultados seguían sin favorecernos. Un día, sin más ni más, anuncian el cese de quien tantas alegrías le dio a la Institución, y desde luego a nosotros como afición. Y como suele suceder en estos casos, unos diferían, otros compartían, se especulaba quien podría llegar, y ya se cuestionaba si llegaría a emular la época de oro que se vivió con Víctor Manuel Vucetich.

El elegido fue José Guadalupe Cruz, de escuela Lavolpista, comensal de las mieles de la gloria, esas que basta probarlas una vez, para saber cómo llegar a ellas de nuevo. A unos les agradó su llegada, a otros tantos no, es lo bonito de futbol, pero lo que nadie podía negar, era que el ‘profe’ se merecía el beneficio de la duda, y acertó.

Con lo difícil que puede llegar a ser el manejar a uno de los vestidores de mayor envergadura en México, y con una de las nóminas más caras, conjugado con la mediana experiencia en su hangar como Director Técnico, todo indicaba que José Guadalupe Cruz iba a tener una tarea demasiada complicada. Pues no bastaba con armonizar el vestidor, se debían obtener resultados inmediatos, y muchos de los jugadores no estaban en el nivel necesario.

A todo lo anterior, había que agregarle que se aproxima el Mundial de Clubes, y que el próximo año se estaría estrenando casa propia, sí, irónicamente el ‘profe’ estaba de regreso en la escuelita.

Para nuestro bien, y de todo el equipo de La Pandilla, está surgiendo una generación de jóvenes que se mueren en pro del equipo, que sacan la casta cuando más se necesita, y que demuestran con creces que están listos para pelear un lugar, todo este trabajo no es obra de la casualidad, Corona está Holanda, De la Peña en Chiapas, y ahora pelean por un lugar Gracia, García, Moreno, y desde luego quien más llama la atención: Madrigal, por mencionar algunos.

Ellos han surgido como talismán, como el refuerzo más caro y acertado que se pudo haber contratado, como si fuese tan sencillo proveer jugadores de calidad en la crisis que se vive dentro de nuestro vanagloriado futbol mexicano.

El camino a una nueva Era en Rayados se está forjando, y los nuevos valores que hay en la institución nos han hecho ilusionarnos con que en el próximo año no se estará estrenando casa, se estará estrenando hogar, y que primero Dios, se aproxima una nueva etapa dorada en la historia de Rayados, así que no guarden el hilo y la aguja.

“No hay técnico en el mundo que pueda hacer un equipo ganador, sin tener buenos jugadores”. Norberto ‘Tucho’ Méndez.

Entre tanto, poco.

 Contacto: [email protected]

Foto| Fox Sports