Rayados: ¡Haz algo, nos estamos perdiendo!

Tal y como sucede en las relaciones amorosas, el silencio y la falta de reacción de nuestra Directiva han hecho que nos estemos perdiendo.

Estamos perdiendo aquellos sueños de grandeza, de ser, por fin, un equipo protagonista en cada torneo.

Del 2009 al 2011 vivimos nuestro Gran sueño, algo que nos hizo pensar que ya nunca más seríamos del montón, un equipo protagonista en cada justa que se presentara.

Hoy somos una burla internacional, digo, las cosas como son. ¿Qué hubiera cambiado sí Neri Cardozo hubiera tirado razo ese mano a mano? Nada.

Volvemos a la raíz, independientemente de los jugadores a los que veo que tratan de entender el sistema pero no lo logran, esa manera de juego nomás no ha resultado.

El título de la película es “Cuando los resultados no respaldan las declaraciones”. Este DT se ha empeñado en decir que sólo con pensar que todo se puede, el equipo será mejor, pues nada, hace falta más que eso, ¿Es tan difícil entender eso?, No lo creo. “No nos podemos dejar caer” ¿Caer? Sí somos el “hazme reír de todo México”, hace tres temporadas que estamos abajo. Y con esto no me siento avergonzado, todo lo contrario.

Hoy seguimos apostando a que las contrataciones sean el “Boom” y rompan el torneo, por favor, eso dejemoslo para equipos, sin menospreciar, como Querétaro, Jaguares, Atlante, etc.

Nosotros alcanzamos un nivel digno de pensar en contratar a alguien consolidado, no para experimentos. Siento que con la manera de pensar de nuestro presidente, vamos para atrás. Víctor Ramos es otra apuesta.

No están los tiempos para “apostar”, los tiempos están para “mantener” lo que se ha logrado. Viene a mi mente aquella frase tan conocida por todos “Lo importante no es llegar, es mantenerse ahí”, eso, eso es lo que queremos todos los Rayados.

Les decía a unos amigos hace poco, no por lo que estamos pasando soy menos Rayado, al contrario, siempre he sido Rayado, todos esos años cuando no ganábamos nada siempre fui y soy seguidor del equipo de mis amores, pero, esa racha que tuvimos de años consecutivos ganando, elevo mi pensamiento, mis deseos de seguir ganando, algo que hoy no veo en la Directiva.

Las ventas han bajado, y como todo en la vida es un negocio, no encuentro la razón por la que no hemos cambiado el esquema directivo, ¿Será que la magia se fue con Urdiales? Digo, algo se le debió pegar a Salvador.

Algo que distinguió a Urdiales fue su aguante, de apostar por las decisiones y mantener, aún a pesar de los resultados al DT o jugador por el que se había apostado, su real aporte fue “La continuidad” pero, ¿Estamos de acuerdo que ahora son otros tiempos?, la vida cambia, todo cambia y no puedes seguir apostando por lo mismo, hay que moverse, innovar.

Monterrey, haz algo, porque nos estamos perdiendo.

Foto| mediotiempo