Rayados: El Amor de mi Vida

Es difícil hablar de amor cuando las cosas no andan bien entre nosotros, pero hoy quiero aprovechar la oportunidad para expresártelo.

 Contigo he conocido la felicidad, contigo he aprendido a valorar los tiempos buenos y a superar, siempre, los tiempos no tan buenos, como hoy. Contigo he explotado de júbilo y estallado en llanto también. He vivido la angustia y la satisfacción en sólo un partido. He vibrado de emoción al verte saltar a la cancha o al verte por TV cuando juegas de visita.

De los momentos más felices que recuerdo a tu lado, vienen a mi mente diciembre de 2010 y mayo de 2013.

A tu lado he crecido, he pasado de la adolescencia a la madurez, siempre juntó a ti, temporada tras temporada. En el 86, con 11 años de edad te conocí, uno de mis hermanos nos presentó y desde ahí quede enamorado de tus colores y de lo que representas para mi ciudad, has sido y eres el Orgullo de Nuevo León.

Hoy ya no soy ese adolescente de 15 años que sufrió la derrota  en la final contra Atlante, hoy soy un aficionado que hasta escribe en un blog que habla de Ti, este desde el que te escribo.

Poco a poco te convertiste en parte de mi vida, ocupaste la mayor parte de mis pensamientos, sí, esa parte de los pensamientos necesarios en cada persona que encuentra en alguien o algo el motivo perfecto para descargar todas las preocupaciones de la vida cotidiana en un sólo grito, el de Goool. Mi vida la he adaptado y gira alrededor de los sábados de fútbol. Me enorgullece portar cada insignia o cada souvenir que lleve tu escudo, siempre me distingue de los demás en donde quiera que estoy, soy de ti, Soy de Rayados.

El estadio Tecnológico ha sido testigo de mi amor por ti, porque cada sábado de local, en ese recinto, te he demostrado mi amor, apoyándote, alentándote, en esos momentos, no me importa que me hayas hecho sufrir, todo se me olvida, y quiero verte triunfar.

A tu lado también, he tenido el privilegio de conocer a mucha gente que vive de igual manera este amor por ti, con la cual, me he identificado, y puedo decir que es simplemente impresionante estar hablando de ti en la misma sintonía con ellos, es inigualable.

Juntó a ti, he conocido también, el dolor y la tristeza, he llorado, pero, siempre he pensado que todo eso que vivimos ha sido para disfrutar más nuestros momentos de felicidad. En esta ocasión, en estos tiempos, estoy seguro que así será. Mi amor por ti es incondicional, me puedo enojar, puedo reír, puedo llorar, pero siempre sabrás que, después de todo, sigo a tu lado, porque este amor es para siempre.

¡Rayados, eres mi vida!

 @mauricionerid

Foto/ Rayados Oficial