Expresión Rayados: Monterrey – Tri Campeón de la Liga de Campeones de la CONCACAF.

Por: @EmmanuelC_01

 ¡Monterrey, Tri-Campeón de la CONCACAF Liga de Campeones!

Los Rayados del Monterrey hicieron lo que ni el Barcelona ni el Real Madrid pudieron: remontar un marcador adverso en un partido clave; con esto, Rayados se coronaba Tri Campeón de la CONCACAF.

La ida fue en el Territorio Santos Modelo dónde el marcador fue un empate a ceros, lo que dejaba muy abierta la posibilidad al Club Santos para tan solo con un gol coronarse Campeón de la dicha Liga.

Y como bien voy diciendo, así sucedió y de eso se empezaba a encargar en el Tecnológico el jugador albiverde, Darwin Quintero quién marcaba el primero y así dándole la alegría a la afición lagunera que se daba la cita en el Estadio de las Bellas Artes.

Con la ventaja visitante se fueron al descanso; volviendo al segundo tiempo, no pasaron de 3 minutos para que en un centro Felipe Baloy rematara de cabeza y metiera el segundo del partido. Los de la Laguna ya lo ganaban 0-2 y los aficionados ya especulaban con un Mundial de Clubes en Marruecos. Eran por el momento los elegidos para representar a México en una competencia mundial a nivel de Clubes.

Pero como bien dice un dicho: “esto no se acaba hasta que se acaba” y bien dicho, así sucedía.

Como ya era de esperarse, el jugador mexicano Aldo de Nigris marcaba el gol del descuento y así seguir con la vida en la competencia y darle la confianza a la afición de que esto no se acababa hasta que se acabara.

Neri Cardozo entró al campo después de una lesión (con la cuál jugó el resto del partido), no tardó poco menos de 15 minutos para anotar el gol del empate y la locura en el Tecnológico era impresionante. Las playeras ondeaban en el aire y el grito de “si se puede” aparecía en el Tecnológico que hasta los mismos cronistas decían “este inmueble se va a caer, está temblando”.

El marcador ya era igual pero, faltaba un gol ya que con el empate el Club Santos seguía siendo campeón. Faltando tan sólo 4 minutos para el final, la defensa del Santos cometió una falta, ahí iba el tremendo “Chupete” Suazo a cobrarla. El centro de Suazo llegó hasta los linderos del área para que así su “dupla matona” diera el certero cabezazo y así ¡llegó el tercer gol! ¡La remontada ya estaba!

Pero señores, aún faltaba… Ya en tiempo de compensación y a uno de que terminara el partido, Jesús Zavala “se subió a la moto”  y cabalgó por toda la banda izquierda hasta quedar frente a frente con Oswaldo Sánchez para que antes de que lo derribara cedió el balón a Suazo quién entró solo al área para meter uno de los goles más fáciles de su vida.

¡Señores, Rayados ganó el partido 4-2! ¡Remontada histórica! ¡Somos Tri Campeones de la Liga de Campeones de la CONCACAF y primer invitado al Mundial de Clubes Marruecos 2014!