#Rayados de Monterrey: ¡Urge regresar al TEC!

Por: @al_rayado

No sé a ustedes, pero a mi ya me urge regresar al Tec.

Si bien la justa mundialista y el excelente (e improbable) paso de la Selección mexicana nos ha mantenido entretenidos a los adictos al futbol, ya extraño ver a mis Rayados.

Para nosotros los aficionados albiazules es imperativo volver a la rutina del fin de semana de seguir a nuestros gloriosos colores.

Para aquellos que tenemos la oportunidad de ir al Estadio, nuestra segunda casa, la asistencia cada 15 días se vuelve una rutina necesaria, lo que convierte esta ausencia de futbol local en un verdadero martirio.

Te acostumbras a tu lugar, a los compañeros de asiento, a las pequeñas comunidades rayadas que se forman en las gradas.

A las porras, los gritos del sonido local, la cheve en los vasos conmemorativos, el olor al pasto recién cortado, el méndigo sol y sus 40 grados y sobre todo a observar con detenimiento a los 11 sobre la cancha derrochando futbol.

Desde el último partido de local, que fue el 19 de abril contra los Tiburones (Suazo los saluda), hasta el primer partido del apertura 2014 contra los Leones Negros habrán pasado tres meses.

¡Una cuarta parte del año sin futbol de calidad en la ciudad!.

Es para volver loco a cualquiera.

Al menos dentro de poco empezarán los partidos de preparación, la presentación del equipo, el nuevo uniforme, pequeños bálsamos para soportar este entretiempo forzado.

Urge ver en acción al equipo, tenemos harta curiosidad de saber como funcionará Stefan Medina y Rodrigo Rojas dentro del cuadro titular.

Que sorpresas nos deparará Barra para corregir lo que se hizo mal el torneo anterior.

Pero sobre todo, sentir de nuevo esa adrenalina que recorre el cuerpo con cada llegada de peligro, cada aproximación al área, cada atajada y cada gol de la Raya.

Vivir el tercer tiempo durante la semana, comentar el partido, ver los resúmenes, hacer los pronósticos.

Como lo demuestra la insigne barra rayada, esto es una adicción y nosotros, los adictos, necesitamos de estas emociones para vivir el juego.

En fin, habrá que esperar un poco más, mantenernos mientras tanto del futbol mundialista, de las noticias de la pretemporada y contar cada uno de los días de este último mes que queda de receso para que el balón empiece a rodar en el Tec y sentirnos de nuevo en casa.