Rayados de Monterrey: Policía de León niega entrada a hinchada rayada

El día de ayer Monterrey dio muestras de inteligencia ante León, y lo supo vencer de una forma relativamente cómoda con marcador de 1-3. Dorlan Pabón fue la figura del encuentro y todo era alegría, pero no todo fue felicidad para la hinchada rayada, y es que algunos hicieron el viaje hasta León para presenciar el partido, pero la policía les impidió el paso hacia el Estadio, y no pudieron presenciar la victoria del Equipo.

Decenas de personas de la Afición se disponían a entrar al inmueble sin ningún problema, siempre apegados a las reglas, pero ya estando en el Estadio, la policía local los distrajeron unos minutos, para que la final de cuentas les negaran el acceso a la cancha, situación que obviamente molestaron a los aficionados, pero la policía impuso su “autoridad”.

Llegamos bien, 10-15 minutos antes le tuvimos que dar la vuelta al estadio para no arriesgar a la gente que llevábamos, nos paramos frente a la puerta 10 y 11 en el estacionamiento; llega la policía y dice que no nos bajemos, nos van a revisar y empezamos a recibir dinero de los boletos porque nos dijeron: vayan dos solamente a comprar todos. Ya estando en la fila, muy larga por cierto; faltando 10 personas para llegar a la taquilla llegan los policías y nos sacan diciendo que ellos nos llevarán los boletos al autobús, nos niegan seguir ahí y volvemos al autobús, ya estando allá nos dicen que no nos van a dar acceso porque ya está llena la zona de visitante lo cual es algo ilógico, 20 personas máximo adentro

Estas son palabras de uno de los organizadores del viaje a León, dando anuncio del hecho lamentable que se presentó ayer por la noche. Normalmente es bien sabido que la seguridad de los estadios en México ha subido y se ha vuelto más exigente, debido a hechos de violencia que han surgido en algunos inmuebles, pero el hecho de que nieguen la entrada a aficionados rivales sin una razón de peso, es muy mal visto; sobre todo por los aficionados que pagaron e hicieron el esfuerzo de ir a León, a mitad de semana.

El hincha continuó diciendo:

Y empezaron las prepotencias de su parte, no podíamos ni bajarnos del camión porque nos subían, que no podíamos estar abajo del mismo.

Me acerco con un oficial para preguntarle el por qué no nos dejaban entrar y me contesta “sabemos que son bravos” (porque ya ves que se pelearon los de Tigres allá).

Tengo dos nombres del comandante y un oficial, Antonio Badillo policia, y Óscar Nava comandante.

Uno que viajaba con nosotros tenía un familiar allá, se acercó a la reja a entregarle el boleto y le dijo “regrésaselo si no a el tampoco lo dejamos entrar”

Escucho de hecho al mismo cuando ya iba perdiendo León, que ya no le vendieran a los de Rayados boletaje.

Da impotencia el hecho de saber que pasan estos sucesos, más cuando la afición iba de forma tranquila y sin ningún tipo de violencia. Simplemente los policías quisieron hacer abuso de su autoridad y poder para forzar a la afición a que no entrara al inmueble, es por eso que la zona visitante dentro del Estado lucía con pocas personas, ya que dejaron a decenas afuera del Estadio.

Esto es un llamado a la Liga Bancomer MX y a las autoridades pertinentes para que le den seguimiento a este caso. Es imperdonable que la policía tenga el “poder” de decidir si una persona entra o no, más cuando esas personas no estaban causando tumultos ni tenían acciones violentas. Es bien sabido y es una buena medida que las autoridades revisen bien a las barras rivales, pero no es justificable el hecho de que los dejen afuera sin razón alguna.

El fútbol es un deporte que nos apasiona a todos los mexicanos y como aficionados nos gustaría que hubiera las condiciones propicias para poder visitar otras plazas en familia para disfrutar de este hermoso deporte, creemos que si las autoridades, los clubes y la liga trabajaran en conjunto se podría llegar a lograr estás condiciones para que todos los aficionados que deseen viajar lo pueden hacer con la seguridad que serán respetados. 

Foto | Mediotiempo