Rayados de Monterrey: No hay amor sin corrección.

La recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más trabajo bien hecho.
Jonas Edward Salk (1914-1995) Médico y epidemiólogo estadounidense.

A raíz del juego contra el Morelia, tanto en la prensa como en redes sociales han surgido varios temas interesantes, uno de ellos es la visita de nuestro presidente Luis Miguel Salvador al barrial al inicio de la semana. Pareciera que solo fue a llamar la atención y a su vez echar ánimos al plantel para que no se vuelva a presentar otro juego como el de la jornada pasada, al menos los jugadores eso es lo que declaran.

Bueno aquí en primera instancia si quisiera resaltar que en toda organización hay líneas de trabajo, y aquí no es la excepción. Yo si fuera Barra le dijera a Salvador que no fuera al Barrial, como el DT del equipo el primero que debe poner orden desde mi punto de vista es él, tal pareciera que estuviera pintado, pero esto me dice 2 cosas, a Barra le falta ese liderazgo para corregir y hablar enérgicamente con los jugadores sobre el desastroso juego pasado y al presidente ya esta viendo que nuestro DT se le esta yendo de las manos la situación.

Se observó a Luis Miguel platicar con el preparador físico Milton Graniolatti, con Suazo y con Barra en el barrial, me causó extrañeza esa charla con el preparador físico pero hoy salió una nota donde se especula que una semana previa al clásico hubo un altercado entre Suazo y el PF según esto porque llegó a oídos del chileno que Graniolatti intervino en el cambio vs. América donde el andino salió más que molesto. Si esto fuese verdad, otro punto menos para nuestro DT, ¿no lo creen así?

Hoy han surgido mantas hacia el equipo, “No mas Barras, era suerte”, “Pónganse a ganar y cállenos el hocico”. Se dice que en el juego contra Morelia hubo broncas en el vestidor después del partido, hubo reclamos entre jugadores, se dice que hasta forcejeos, por el lado positivo veo bien que estén encabritados y tengan esas reacciones, prefiero eso a que sean indiferentes a la derrota, en el lado negativo es que tengamos que llegar a esta situación.

En mi punto de vista si veo que hace falta mayor exigencia a todo el plantel, no por ser el ídolo o por lo que un día le diste a la institución o porque te fuiste y llegaste haciendo goles, en el grueso de la semana te tires a la hamaca, no veo necesario nombrar a 2 jugadores que uno siendo ídolo y otro que pueda llegar a serlo se tiren en su zona de confort y que esto pueda provocar en los demás jugadores ese mismo conformismo al esfuerzo diario.

Creo que el espíritu amateur (entrenar como si fueras un novato), el amor hacia la tarea, es lo único que vuelve satisfactorio el tránsito por el trabajo.

Si estoy convencido de una cosa: Se es feliz cuando se disfruta de lo básico, cuando creces enamorado de tu trabajo. En este caso tener un amor profundo por el futbol, por el juego, por la esquina, por el baldío, por el llano…por la pelota carajo. Y despreciar todo lo añadido, lo fácil, el confort.

Yo les pediría a los jugadores que no permitan que las últimas derrotas les deteriore el autoestima, en el momento del triunfo el mensaje de admiración era tan confuso, te estimula el amor hacia uno mismo y eso deforma mucho, hay que agarrarnos todos de la derrota de hoy para darle vuelta a la pagina. En cualquier tarea se puede ganar o perder, lo importante es la manera en que reviertes la situación. La dignidad en que recorres el camino en la búsqueda del objetivo.

Para revertir esta situación, y como dice la manta: ¡! Pónganse a ganar y cállenos el hocico!! Yo iría más allá de solo pedir el triunfo, si bien con el triunfo aseguramos un lugar en la liguilla y en ella bien sabemos que todo puede pasar, en mi sentir creo no nos alcanzará para pasar de los cuartos de final con el futbol desplegado durante el torneo.

Se tienen que replantear a que se quiere jugar y dejar de experimentar, exigir más en el día a día, cambiar la actitud de divos en ciertos jugadores y tirar todos sobre un mismo objetivo.

Más confío en el trabajo que en la suerte.
Proverbio latino.

@Orlix77