Rayados de Monterrey: América; Clásico rival en Liguillas

El Monterrey se encuentra en la antesala de la Gran Final del Fútbol Mexicano, pero antes debe encontrarse ante un viejo conocido incluso en estas instancias: Las Águilas del América. El equipo de Barra y de Mohamed, se encontrarán por séptima ocasión en fase final de Liguilla, y será la cuarta vez que se encuentren en Semifinales.

En los últimos 5 años ambas escuadras se han visto las caras en cuatro ocasiones -contando la actual-, de las cuales una han sido en Cuartos de Final, y tres más en Semifinales; teniendo un saldo a favor del equipo regiomontano en dichos duelos.

En enfrentamientos de Liguilla, Monterrey ha vencido en 3 ocasiones, y el América en 4. A continuación el histórico entre estos equipos en Fase Final:

Clausura 2013 – Semifinal: América 4-3 Monterrey
Clausura 2012 – Semifinal: América 0-2 Monterrey
Apertura 2009 – Cuartos:   América 1-2 Monterrey
Temporada 92-93 – Cuartos: América 0-1 Monterrey
Temporada 83-84 – Semifinal: América 2-1 Monterrey
Temporada 81-82 – Cuartos: América 5-3 Monterrey
Temporada 71-72 – Semifinal: América 5-3 Monterrey

Monterrey en épocas actuales ya venció a las “Águilas” en el Clausura 2012, cuando por marcador global ganaron 2-0 con goles de José María Basanta y Aldo De Nigris. Un año después el América tuvo su revancha y venció a Rayados por marcador global de 4-3, los goles de Monterrey fueron anotados por Humberto Suazo, y Aldo De Nigris (2). De igual forma en Cuartos de Final del Apertura 2009, Rayados venció por marcador global de 2-1, con goles nuevamente de Suazo y Aldo. 

Si bien en la actualidad el equipo de Mohamed está mejor posicionado y con más ventaja por la Tabla General y estilo de juego, no podemos evitar recordar que Monterrey tiene experiencia y ya sabe cómo eliminar al América, además de la inyección anímica que Rayados obtuvo tras el pase inimaginable ante Atlas. 

Sin duda alguna va a ser un duelo a poder, en donde ambos equipos buscarán a como dé lugar la ansiada Final, y además de eso; sentar jetaturas sobre el otro equipo.