Rayados: Una leve pero esperanzadora mejoría

Tranquilos, ni en la victoria de la semana pasada éramos ya los mejores, ni ahora con la derrota estamos peor de como estábamos. La semana pasada les decía que veía una leve  pero esperanzadora mejoría, hoy con la escandalosa derrota lo sostengo.

El partido de ayer comenzó con un dominio abrumador en posesión de balón del cuadro Tapatío, todo parecía naturalmente lógico, un equipo que lucha por su permanencia y jugando en casa, contra el equipo que a decir de su técnico, por encima del funcionamiento buscaría conseguir el resultado. Finalmente el empate no parecía ser tan malo.

Monterrey reiteradamente utilizaba la falta como recurso para cortar los avances de Chivas, hasta que el árbitro castigó con varias tarjetas amarillas a los regios.

El centro del campo parecía no existir, el juego se recargaba hacía los costados, fue entonces que vino un centro preciso para Aldo y éste no desaprovechó.

Después del gol en contra y como si así estuviera planeado, Rayados mostró destellos de orgullo, el partido se emparejó, tuvimos aproximaciones al arco rival (sin verdadero peligro) y Chivas parecía no responder.

Para la segunda mitad el Turco hace un cambio bastante lógico quitó del centro del campo a Mejía que estaba amonestado y ocupando una zona poco transitada e Ingresó a Cándido a “entretener” a Raúl López el improvisado lateral rojiblanco que se iba al frente alegremente y traía vueltos locos a Velarde y Neri.

Monterrey tuvo sus mejores momentos y estuvo insistentemente buscando el marco rival, más con enjundia inyectada desde el banquillo que con idea de los ejecutores, hasta que vino la tarjeta roja que cambió la historia, Mohamed ya se había jugado sus cartas en busca del resultado y Chepo había hecho lo propio para protegerlo.

Con uno menos, perdiendo y sin la posibilidad de corregir tácticamente remplazando jugadores, se veía venir lo que sucedió.

Reitero, pueden o no gustarnos las formas, pero Mohamed estaba siendo congruente con lo que expresó, resultado sobre funcionamiento.

Lo que me deja un poco tranquilo es que por lapsos vi un funcionamiento que intenta conseguir el resultado, en la medida que dominen ese funcionamiento el resultado estará mas cerca.

Éste partido sin duda lo perdieron los que no estuvieron atentos en la marca, no salieron a proteger su área, regalaron tarjetas, se salieron del partido y no atinaron al marco contrario.

Dos semanas y solos se van exhibiendo los jugadores que no quieren permanecer para el próximo torneo.

Por el momento, a los hinchas no nos queda más que levantar la mirada y sacar el carácter y orgullo rayado en nuestras actividades para volver al estadio el próximo sábado e impulsar con todo y ya verán si en la cancha va mal, lo gana la tribuna.

¡Arriba el Monterrey!

Por.- @javordz9