Rayados: Monterrey no es para cobardes.

Antes que nada, sepan que les escribo con la misma pasión y cariño por mis Rayados que antes de iniciar el partido. Obviamente a nadie nos gustaron las formas como se dio el partido y mucho menos el resultado, pero por eso es que les digo: ¡Monterrey no es para cobardes!

Sin ser a prueba de balas, éste entusiasmo no se quiebra por un mal partido, un clásico perdido o una pésima campaña, esto se contagia por encima de lo superficial, más allá de lo físicamente descriptible y vulnera la lógica común. Gracias a los miles de Rayados que provocan que perciba algo normal en mi mente delirante, no nos asustamos ante cualquier peligro, dificultad o dolor. De ésta nos levantamos y saldremos adelante.

No hay que huirle a la exigencia, no ceder ante la imposición y luchar por nuestra divisa, lo del sábado en mi opinión, es otra muestra contundente de que el equipo carece de estrategia desde su formación, y así estamos destinados al fracaso, si se carece de un plan, puede llegar el éxito, por qué no, pero asumimos demasiados riesgos.

En ocasiones, la estupidez individual puede ser corregida, pero la estupidez institucional es mucho más resistente al cambio, tener depositado el liderazgo en una mente carente de estrategia nos va a llevar a fracasar una y otra vez.

Las malas decisiones, en los refuerzos son una constante desde la salida del gran líder del Monterrey, se intenta, tal vez de buena fe, pero los errores aparecen invariablemente como sombras detrás de cada decisión tomada.

Empecemos por definir un rumbo y evaluar lo que ya se hace, desechar lo que no sirve para recomenzar. Al Monterrey le hace falta calidad, en su plantilla y dirección.

Si hoy no exiges, mañana no llores, el que no lucha por lo que quiere no merece lo que desea. Monterrey no es para cobardes!

Por.- javordz9