Rayados: Nueva casa, Nuevas costumbres

Es cierto que la adaptación es parte fundamental del ser humano, al principio nos cuesta un poco pero siempre hemos logrado adaptarnos, es por eso el dicho bien aplicado “El ser humano se acostumbra a todo, menos a no comer”.

En los partidos pasados, tanto en la inauguración como en el partido contra Pachuca, observé que mucha gente batalló para el acceso al nuevo estadio Rayados BBVA Bancomer, nuestra nueva casa, incluso supe de algunos que llegaron a perderse los primeros 30 minutos del encuentro. Unos por la revisión de seguridad para el acceso al inmueble y otros por el tráfico que había alrededor.

Hoy estamos ante una situación nueva y tendremos que cambiar nuestras costumbres en los sábados de fútbol, al momento de llegar al estadio y previo a esto, aunque también aplicará para los juegos entre semana.

Una cosa me gustaría resaltar, ya no estamos más en el estadio Tecnológico, ya es otra ciudad, otra ubicación, otras vialidades, otros accesos.
Los que iban a preferente, en teoría, ya no tendrían que llegar a las 5 de la tarde a separar lugar para los cuates, porque ahora ya tienen numerado su asiento, incluso ya están ubicados en otra zona, pero eso sería una situación engañosa y muchos la vivieron. Así mismo, también para la gente que acostumbraba ir a Especial o numerado y que estaba más relacionado con la llegada al estadio teniendo su lugar separado.

Digo esto porque hay que tomar en cuenta también que allá éramos 30 mil aproximadamente, ahora somos 51 mil, más gente, más tráfico, por lo que, en definitiva se requiere más tiempo para la llegada al inmueble. Siempre habrá imprevistos, y tendremos que asumir las consecuencias, pero en general creo que la mayoría podemos planear los días de fútbol.

Una buena opción para no tener inconvenientes en el camino y en el acceso, sin importar que zona te haya tocado, es llegar al estadio BBVA Bancomer cuando menos a las 5 de la tarde, pero no más allá de las 5:45 pm. Para esto, hay que preparar el inicio del recorrido, desde cada uno de nuestros hogares, con tiempo para llegar a esa hora. Dentro del estadio tenemos todo para entretenernos, incluso llegar temprano da oportunidad de comentar los sucesos de la semana previa con los vecinos, disfrutando de unas bebidas bien frías ó dar un paseo por dentro del estadio ó comer alguna botana por ejemplo.

Respecto a las vialidades, un servidor, siendo vecino del estadio, puedo comentarles que los estacionamientos del lado sur, en las faldas del cerro de la silla, les queda mejor a los aficionados del oriente de la ciudad, y los estacionamientos para los aficionados del poniente los estacionamientos al norte del estadio, es solo una sugerencia, aclaro.

Dicho lo anterior, es necesario planear la llegada al estadio, habrá los llamados “prueba/error” pero poco a poco nos iremos acostumbrando, yo iniciaría llegando muy temprano y dependiendo como esté, probar con otra hora etcétera.

El día de mañana es nuestro tercer partido en nuestra nueva casa, y desde hoy ya tengo el itinerario de las actividades de mañana, ¿Y tú amigo lector?

Disfrutemos del sábado de fútbol en compañía de los nuestros, sean amigos, familia o lo que sea y con tiempo, seguro lo haremos. ¡Así sea!

¡Vamos Rayados! A disfrutar de nuestra nueva casa, con nuevas costumbres.

@mauricionerid