Rayados: Semana de película

Por.- Eduardo Shabot (@EShabot17)

La semana pasada, fue una semana en la que el día a día de Monterrey dictaminaría su seguíamos en la lucha por la clasificación.

Desde un inicio hubo mucho de que hablar en el campamento rayado, pues desde el día lunes, las noticias sobre si Suazo se retiraría o no, mismas que siguen en el aire, pusieron tenso a todo aficionado rayado.

Las cosas empeorarían con la ya conocida pelea entre Neri y Pabón, en donde surgieron varios rumores de que el club estaba dividido en tres: los colombianos, los que han perdido titularidad como Zavala y Severo y el resto del plantel.

Todo pintaba para que el cuadro regiomontano se despidiera de esta amarga campaña frente al mejor visitante del torneo, pues con estos problemas de vestidor, más la falta de capacidad dentro del terreno de juego, todo apuntaba a que Rayados tendría que dedicarse a pensar en el próximo torneo.

A pesar de esto la confianza de todos los hinchas no sucumbió y el estadio tuvo su entrada más completa desde la inauguración.

En el primer tiempo frente al América, Rayados no proponía nada, no encontraba salidas y las pocas llegadas eran desperdiciadas, mientras que América ya había tomado la ventaja en el marcador, haciéndonos creer que la oportunidad de la liguilla se esfumaría esa noche.

Sin embargo, La Pandilla salió decidida en el segundo tiempo a mantener el invicto y con un juego totalmente diferente al de la primera mitad, se consiguió la remontada, con Zavala en el mediocampo jugando como en los viejos tiempos y con un equipo más unido del que esperábamos.

Monterrey pudo haber anotado muchos más goles (aparte del golazo anulado a Dorlan) y lo único que faltaba para terminar esta “película” era que Neri entrara por Pabón y así sucedió.

Algunas personas esperaban un abrazo o un tipo de afecto que terminara con toda la polémica mientras que otros observaban con la esperanza de que los dos jugadores no hicieran una escena.

Finalmente sucedió lo más común, se dieron la mano, un pequeño toque de espalda y el juego continuó para ver a Rayados vencer fácilmente al América y seguir con las esperanzas bien puestas.

A pesar de lo bien que jugó el equipo este segundo tiempo, Rayados todavía tendría que ganar en un campo que se le dificulta como es el de Toluca y esperar resultados, por lo que el pase a la liguilla todavía esta muy lejos.

Siendo honestos, Monterrey no merece estar en la fase final y de estarlo cuesta creer que vaya a tener una destacada actuación, por lo que no sería mala idea, cerrar bien el torneo y tener el tiempo necesario para analizar el estado anímico de los jugadores y pensar en las modificaciones y contrataciones que pudieran hacer de este equipo, uno todavía más peligroso y constante la próxima temporada.