Rayados de Monterrey : Abrir los ojos

Por : Eduardo Shabot (@EShabot17)

La semana pasada se habló sobre como el equipo no es merecedor de una liguilla y como el campeonato es un objetivo de cumplir muy difícil para Rayados en este momento.

Ante esto, mucha gente comentó que esto de no merecer era mentira y que no se tenían fundamentos.

Monterrey, con el cuadro de lujo que tiene, el estadio primermundista y la enorme y apasionada afición que lo apoya, ha sumado únicamente 23 puntos de 48 disponibles, es decir que ni siquiera se llega a tener el 50% de los puntos en un torneo donde hay equipos a los que se debería de vencer fácilmente.

Es cierto que Rayados se ha mantenido invicto como local y eso también merece mérito, pero de la misma forma hay que comentar que como visitante sólo se ha ganado dos veces este torneo y la última ocasión fue el 15 de agosto, hace más de tres meses, frente a Dorados.

El pensamiento de que a pesar de los resultados estamos a tres puntos del sexto lugar y por lo tanto no ha sido una campaña mediocre es inadmisible, pues el que otros equipos logren llegar así a estas posiciones no quiere decir que dejen de ser mediocres al igual que nosotros.

También es importante mencionar que no fue una campaña mediocre por la posición únicamente, sino también por el desempeño del equipo en la mayoría de los juegos, en donde se veía a un equipo dependiente de tres jugadores y dividido en el vestidor.

Hay que abrir los ojos ante esto, ya que el equipo merece mucho más por la calidad de todo el plantel, el amor de su afición y la grandeza de este club. No se debe de ser conformista.

Esto es algo que va a cambiar, pues de hecho ya esta cambiando y seguramente la próxima temporada va a ser mucho más positiva para el club, pues desde ahora se está analizando (y adquiriendo en el caso de Carlos Sánchez) que refuerzos tienen que llegar y que cambios hacer dentro del plantel para empezar a mejorar como lo ha venido haciendo La Pandilla en algunos últimos juegos, o el segundo tiempo ante el América.

Por ahora no queda más que apoyar, como siempre lo hacemos, a nuestros Rayados en el último partido de la temporada regular, en donde una victoria que rompiera toda estadística y que se ve muy difícil de conseguir, especialmente por como afecta el cambio del nivel del mar al club, aún nos podría meter a la liguilla.