¡No pasa nada!

El pasado sábado Rayados sufrió su primera derrota del torneo y terminó con el invicto del cuadro de Mohamed al caer 3-1 frente a Pachuca.

A pesar de que el resultado fue duro para la escuadra regiomontana, este partido no cambia para nada las cosas y simplemente es un descalabro normal que iba a llegar en cualquier momento.

En las gradas no se percibía un ambiente de futbol y poco era el ruido que se generaba, este aburrimiento se traslado a la cancha en donde los jugadores no parecían tener la determinación que normalmente demuestran en un partido donde el aburrimiento fue dueño de él.

El encuentro sirvió para ver a jugadores que no tienen nada que hacer en el cuadro titular como Miguel Herrera, quien salió expulsado del partido permitiendo que los goles de Pachuca llegaran en lo que hasta el momento había sido un partido cerrado.

Quiero recalcar que no se debe de juzgar al equipo por este resultado pues estoy seguro que no volverán a mostrar esta falta de determinación, ya que fue más la forma de juego del Pachuca y el mal ambiente en la tribuna las que no permitieron el desarrollo natural del futbol de Rayados, pues normalmente y con los jugadores que tenemos, mostramos un juego mucho más explosivo.

Son varios factores los que hicieron que el partido se diera de esta forma y el marcador fue engañoso, pues el cuadro hidalguense no fue sumamente superior a nosotros, sin embargo la expulsión peso de más.

Esta derrota iba a llegar tarde o temprano y a pesar de lo doloroso que es ver a La Pandilla perder encuentros, es mejor que este tipo de situaciones se presenten temprano en el torneo para corregir, aprender y seguir sumando, pues muchas veces esto nos pasa en instancias finales y acabamos eliminados en Cuartos de Final.

El torneo aún es largo, faltan partidos importantes y tenemos un cuadro de primer nivel. No hay que apresurarnos con pronósticos, pues mientras se le permita a Mohamed manejar al equipo, y este vaya aprendiendo de los errores, estaremos cada vez más cerca en la búsqueda del campeonato.

Por.- Eduardo Shabot

Twitter.- @eshabot17