Rayados: La esperanza de lo Extraordinario

El amor de un aficionado por su equipo, a sus colores y todo lo que representa, va más allá de las victorias y las derrotas. Eres Rayado por decisión propia, porque con el paso del tiempo te sientes identificado de alguna manera con la institución, la amas porque en ella encuentras el sentido de pertenencia, formas parte de algo, porque cuando gana eres feliz y cuando pierde estás triste. Es un sentimiento propio del ser humano que te marca para toda la vida.

Hoy las estadísticas nos indican que de siete torneos en los que ha participado el equipo con Mohamed, solo uno ha sido bueno, sin embargo ayer, Luis Miguel Salvador dio un espaldarazo a Mohamed para su continuidad la temporada siguiente pase lo que pase en esta. Eso es con lo que contamos hoy en día, un equipo plagado de jugadores de muy buena calidad y un entrenador con el que fuimos los mejores el torneo pasado.

Entre otras causas, se dice que los fracasos se deben a su manera de jugar, “resultadista” como él se ha autonombrado, aquella que sustenta el éxito, en mayor proporción, con la motivación que tengan los jugadores, y por esto, depender de ellos para establecer su forma de juego. Por otra parte, también se le acusa de sustentar su juego con falta de conceptos para la estabilidad futbolística necesaria, según dictan los que dicen saber. Por consiguiente, al depender del ánimo e inspiración del jugador, se corre el riesgo de que el discurso motivacional ya no tenga el mismo efecto en los jugadores que el torneo pasado, entonces, ¿Cómo manejar el mismo discurso si lo que te llevo al último paso no funcionó y no lograste la copa?

Ahora bien, buscando una explicación de por qué mi esperanza de que todo va a ir mejor, aún y cuando sabemos que lo escrito anteriormente nos indica que ya no habría solución esta temporada, pues bien, encontré que aún nos queda “Lo extraordinario”, un aliciente para salir de esta mala racha, otra alternativa. Porque solo algo extraordinario podría hacer que las cosas cambien, una chispa que detone en positivo el potencial del equipo y de los jugadores quienes tienen sobrada calidad, una racha de goles de al menos dos partidos consecutivos ó algo como eso. Como aficionado, no pierdo la esperanza de que así sea. No sé lo que tenga que suceder, pero ya no podemos quedarnos en el pasado para seguir lamentándonos de lo que sucedió la final pasada, es momento de ver al frente, por eso precisamente deseo algo sorprendente, porque su esencia radica en que es algo “fuera de lo común”, algo que hasta ahora no hemos podido encontrar si es que dependemos de la imaginación de los jugadores, que sea algo milagroso que nos ayude a todos a salir de esta situación.

“En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”. Albert Einstein

¡Vamos Rayados!

Twitter: @mauricionerid