La pelota como protagonista

Durante el último partido de Rayados, donde enfrentaron al América consiguiendo un empate 1-1 en casa, pudimos ver algunos matices del juego de posesión que están dando buenas posiciones de ataque para el equipo de Antonio Mohamed.

Lo normal en Rayados es recurrir al pragmatismo de un balón largo, una conducción que dependía solo de la calidad individual y poco sustentada por un sistema de construcción del ataque.

Esta dependencia del momento de inspiración podía dar frutos en cuanto a una buena posición de tiro, llegar a línea de fondo y buscar una diagonal, etc, pero lo normal, globalmente hablando, es que el equipo quede muy largo y tenga que correr demasiado detrás de la pelota, lo cual produce un cansancio innecesario y hasta hartazgo, porque ¿cómo se puede disfrutar del juego si te la pasas corriendo intentando recuperar el balón?

Rayados en algunas ocasiones mostró variantes en su salida – construcción – inicio del juego, el primer vídeo que veremos es una salida donde se juntan pases en un sector, se le da la vuelta y queda César Montes con tiempo + espacio para pensar y actuar, decidiendo y ejecutando un pase que resultó positivo para saltar líneas de presión del América

En este segundo vídeo, Rayados comienza su ataque con una línea de 3, siendo Juárez el receptor del primer pase, donde el propio Efraín demuestra ser el líder de la salida dándole una orientación al juego hacia atrás para poder atacar por el sector contrario donde hay un hombre libre y mucho espacio de frente para atacar, creando así una jugada que llega hasta línea de fondo

Es positivo ver este tipo de detalles en Rayados, una idea de juego que priorice tener la pelota para poder jugar con ella, controlar el partido con ella, defender y atacar con ella, y no jugar solo para recuperarla y conducir vertical.
Puedes seguirme en Twitter: @edutorresr