Rayados del Monterrey : Celso Ortiz, un jugador diferente

Dentro de lo negativo en los altibajos de esta temporada se puede rescatar algo positivo y que ha sido la llegada de un jugador, con su inteligencia sobre el terreno de juego ha ofrecido muy buenos partidos en el torneo.

Estoy hablando del jugador Paraguayo, Celso Ortiz. Jugador que de a poco se ha afianzado en el 11 titular con su notable trabajo en la cancha, que por su posición, a veces de doble pivote y otras de mediocentro, tal vez no sea tan llamativa su labor pero con su trabajo, además de ganarse a pulso la confianza de Mohamed para ser titular indiscutible, también ha tenido buen sabor entre los paladares del aficionado rayado, que no había tenido un jugador de este corte.

No es el típico contención que solo se dedica a la recuperación y a correr tras el balón. Con sus movimientos, técnica y buen pie hace que se pueda salir jugando desde el fondo, además de tener llegada al arco.

La importancia de su aporte es tal que, bajo sus condiciones y características de juego, el equipo pueda jugar de diferente manera. La temporada pasada, aun y con lo exitosa que fue en puntos, en la forma de juego se tenía la ausencia de un jugador así, que brindara salida al equipo además de recuperación, siendo con esto, un juego de poca elaboración.

En los últimos juegos de Rayados, ya no se ha visto tanto pelotazo desde que él inicia los partidos, teniendo más alternativas en la manera de jugar. Sobre todo cuando su papel es de mediocentro el equipo cambia considerablemente.

Lo vimos este último juego contra América, utilizado como mediocentro fue quien se encargó de la construcción de juego, viendo al equipo con mayor juego de elaboración desde la primer línea, evitando así los despejes de portería y con ello exponer la pelota continuamente. Innegablemente, el equipo se ve mejor que cuando juega como doble pivote.

Cuando se tiene este tipo de jugador por consecuencia se invita a jugar de otra manera, la línea futbolística este basada en el ataque posicional dentro de la posesión y no en el repliegue y contragolpe .Dar más importancia a la tenencia de la pelota y con ello posicionar al compañero para que la construcción del pase sea entre líneas y con ello se desequilibre al rival a través del juego asociado.

¿Que se gana con esto? Cuando sales bien, puedes llegar bien. Si el primer pase es bueno, todo será más fácil. Cuando se prefiere salir desde el guardameta a un mediocentro, en este caso Celso, como primer pase, se genera una primer superioridad frente a los delanteros rivales, para luego tener otra superioridad en mediocampo. Esto contrasta abismalmente cuando se prefiere salir con el saque largo y dividido del portero.

Sígueme en twitter.

@Orlix77