Para el “ex jugador” Gonzalo Pineda

Tras leer las declaraciones de Gonzalo Pineda ex jugador mexicano, comentarista y ahora parte del cuerpo técnico del Seattle Sounders, sobre la regla 10/8 para la cadena Fox Sports, tenemos algunas opiniones al respecto. Por si no lo han visto aquí la declaración.

“Es triste ver a veces que hay más mexicanos iniciando en el Porto que en Monterrey, y eso me parece muy triste, creo que hay que revisar esa regla (10/8)”

El fútbol está evolucionando y es un espectáculo, si tenemos extranjeros es porque son la mejor opción en el momento. Cuando el mexicano tenga el nivel de estos extranjeros, estaremos de acuerdo en que se juegue con más mexicanos, mientras tanto que juegue el que este mejor preparado. Mi única objeción contra extranjeros, son aquellos que no tienen el nivel y a pesar de eso tienen el lugar más asegurado que el futbolista mexicano, no la cantidad si no la calidad.

En cuanto a la declaración consideramos que son proteccionista, cuando nos ponen competencia, damos lo mejor para sobresalir, en esas condiciones, el nivel del jugador mexicano subiría. Pero si te derrotas antes de competir, pues volvemos a lo que la mayoría de los chavos que salen de las básicas, pierden el piso una vez que llegan a la primera división y adiós. Solo los que han sabido mantenerse y triunfar lo han logrado, pero es un porcentaje bajo de futbolistas mexicanos. Además que suma un factor en el precio que a veces está fuera de proporción, caso de las Chivas donde muestra las dos caras de la moneda en esta situación:
Por un lado, es un equipo competitivo que ha logrado calificar a liguilla y olvidarse del descenso jugando con puros mexicanos. Por el otro sufre de un mercado en donde se pagan cantidades estratosféricas por jugadores poco probados o que no han dado el ancho (Peña, Pulido, Brizuela).

Monterrey hoy tiene una plantilla competitiva y sus números en 2016 respaldan el poderío que existe en el plantel, además es un equipo con fútbol dinámico. No importa si son mexicanos o extranjeros mientras los 22 den un espectáculo de primer nivel.

Si permitir un número grande de extranjeros por equipo fuera perjudicial las grandes ligas de Europa ya lo hubieran restringido. Vivimos en un mundo globalizado y con el mundo, también el fútbol no es la excepción y se quitaron las fronteras, todos podemos ver el fútbol de todo el mundo. La única forma de ser competitivo y dar espectáculo a buen nivel es recurrir a los mejores jugadores, sea cual sea su nacionalidad.