Rayados de Monterrey : El Primer Clásico

Por: @al_rayado

No señores albiverdes, no se me emocionen. No hablaré de Santos y un posible “nuevo clásico”. Si, hemos disputado finales contra ustedes, unas a favor y otras en contra.

Hay rivalidad entre porras, pero no, nunca será un clásico el Monterrey – Santos. Lo siento, uno no escoge a los hijos. Al hablar del primer clásico que se viene, hablo del Rayados – Jona Orozco.

El domingo veremos por primera vez al portero más rayado de la historia enfrentarse a La Pandilla. Muchos aplaudieron la salida de Jona de Rayados, yo no, a mi si me dolió.

Además de ser un buen portero, era un tipo frontal y que siempre ha dicho las cosas sin tapujos, y eso se agradece siempre.

También es un jugador de los que ya están en peligro de extinción: aquellos que se comprometen con un club, que sienten los colores desde adentro y no sólo de dientes para afuera.

La salida de Orozco no fue de la mejor manera, y directiva, cuerpo técnico y jugador son los únicos que pueden saber las verdaderas razones.

Yo como aficionado, el domingo tendré que estar por primera vez del otro lado.

Tendré que soportar los desplantes, los manoteos y los desdenes que tanto le aplaudí cuando vestía la de rayas.

Recuerdo que un amigo alguna vez me comentó: “Que bueno que Jona está en mi equipo porque si no me caería bien gordo”.

Y bueno… ahora será así.

A Jona siempre le aplaudiré y le desearé lo mejor, le agradezco todo lo que le dio a mi equipo y esperaré siempre su regreso.

Nadie como él para prender partidos, sin embargo, esta jornada será nuestro rival, estará en el arco contrario y espero que se coma 10 goles al menos.

Que dé uno de los peores encuentros de su carrera, que lo acaben a golazos ,y así, al terminar este partido poder decirle: “Yo soy tu papá”