Rayados de Monterrey: GRACIAS ALDO

Hace unos días platicaba con los compañeros en la oficina sobre las nuevas generaciones de aficionados y de la responsabilidad de nosotros como padres, a final de cuenta, tenemos por respetar las decisiones de nuestros chavos respecto al equipo con el que simpatizan desde ese momento y hasta el final de sus vidas.

Comentamos que en la actualidad, uno de los factores por los que los niños se inclinan por un equipo del 2009 para acá son las temporadas sostenidas ganando algo y estando en los primeros planos. El periodo de nosotros los Rayados duró de 2009 al 2013, 4 años seguidos y tu estuviste ahí.

Es decir, el niño que comenzó a simpatizar con Rayados en esos años, imposible que se haga de otro equipo, esos campeonatos sellaron con fuego el escudo de Rayados y sus colores en sus corazones.

Mauricio, mi hijo, nació en el 2003, año en el que ganamos el campeonato en Morelia. Tenía un mes de nacido cuando habrá escuchado el grito de su papá y su tío festejando aquella noche el campeonato.

Fue hasta los 6 años cumplidos cuando su mamá le dio permiso de asistir al Estadio Tecnológico con su papá. Corría el año 2009 cuando pisó por primera vez la grada y fue cuando supo el ambiente que se vivía en el Estadio; sintió también los colores azul y blanco en su corazón. Conoció el apellido De Nigris por el sensible fallecimiento de nuestro ‘Tano’, quien tenía un hermano jugando con aquel equipo y se aprendió también su nombre, Aldo De Nigris, y que emotivamente concretó un gol dedicado al cielo. Fue nuestro tercer campeonato en la Liga.

Vivió también a sus 7 años el campeonato de Liga en el 2010. A sus 8, 9 y 10 años los campeonatos de ConcaChampions. En pocas palabras, un Rayado más para toda la vida.

Pero es aquí donde acentúo la gratitud que siento hacia Aldo, precisamente en el último campeonato de Concacaf, 01 de mayo de 2013, uno de los momentos más emotivos que vivimos mi hijo y yo en el Estadio.

Con una “Voluntad Indomable” como la llamó Vucetich, Aldo De Nigris inició una remontada inolvidable contra Santos esa noche.

Transcurría el minuto 51 del tiempo corrido en el partido de vuelta y ya teníamos una desventaja de dos goles. Aldo De Nigris al 60´ anotó el descuento en el marcador.  Al ver cabizbajo y desanimado le dije en ese momento a mi hijo, que lo último que había que perder era la esperanza, que había tiempo suficiente en el reloj y que podríamos lograrlo; incrédulo, siguió viendo el partido pues nos faltaban aún dos goles más sin recibir uno en contra, para ganar el partido.

Al 84´ cayó el empate por medio de los botines de Neri Cardozo, crecía la esperanza y aún faltaban pocos minutos de juego, los nervios se apoderaban de nosotros, nos veíamos a los ojos, no apretábamos las manos y regresábamos la mirada a la cancha.

Tres minutos después, todo se volvió realidad; al minuto 87 con certero cabezazo de Aldo dábamos la vuelta al marcador. Emoción al mil por ciento.

JB130501 RAYADOS  VS SANTOS FINAL CONCACAF

Nos fundimos en un abrazo, un abrazo que de tan solo recordarlo hace que sienta ganas de soltar una lagrima. Fue un abrazo que significaba que su papá tenia razón al decir que, aun en la adversidad, se pueden lograr muchas cosas y ese momento fue precisamente a través de los botines mágicos de DeNigris.

Por esto y muchas cosas más, hoy te digo, Gracias Aldo, por todas las satisfacciones que nos diste como aficionados. Gracias por ser un ejemplo para todos esos niños regios que han conocido tus logros. Gracias Aldo, por ayudarnos a fundir en el corazón de nuestros hijos el nombre de Rayados, algo que nunca olvidaremos.

Siempre te recordaremos, serás inolvidable, inmortal en la institución y en nuestro corazón, tú y tu hermano Antonio y esperemos que en un futuro no muy lejano tu hijo también lo sea.

Desde aquí, Mauricio y yo, y estoy seguro, que todos los Rayados, deseamos que tengas la mejor de las suertes en lo que sea que emprendas en esta nueva etapa de tu vida y que además, continúe llena de éxitos.

“TanoXSiempre”. Aldo Denigris

¡Arriba el Monterrey!

Sigueme en Twitter @mauricionerid

Foto cortesía Rayados Oficial