Eterno De Nigris

Aún recuerdo su primer partido en el Tec. El sonido local decía su nombre y de pronto un abucheo se escuchaba en el inmueble. La gente no lo quería por su pasado.

Fui de los pocos que le aplaudió y que confiaba en él. Incluso, por defenderlo me hice de palabras con una persona muy conocida de una porra en el área de preferente. De Nigris merecía una oportunidad, teníamos que darle la confianza.

Después de 1 año, empezó a escribir su propia historia. ¿Qué pensarán ahora aquellas personas que no lo querían?

Interminables anécdotas nos ha dado Aldo. ¿Cómo olvidar aquella liguilla de 2009 en la que junto a Toño nos llevó al campeonato? El gol contra América, los goles contra Toluca y la batalla épica contra Cruz Azul.

Si nos vamos al 2013, recordamos aquella remontada histórica liderada por él y Suazo. Ese día, después del segundo gol de Santos, una persona con la que me sentaba se paró y se fue. Mientras se iba, mi mamá le dijo: “No se vaya, ahorita mete dos goles Aldo y remontamos”. El señor le contestó: “Si eso pasa, le pago una cena”. Minutos después cayó el primer gol de Aldo, nos volvíamos locos, la esperanza estaba más viva que nunca. Faltaban menos de 10 minutos y anota Neri. Volteo con mi mamá y le digo: “Vamos a remontar”. Tiro libre de Rayados casi en la media cancha, centro de Suazo, solo veo que se eleva una cabeza, remata y el balón entra. Sentía que se iba a caer el Tec, estábamos remontando, y ¿quién más? Aldo era el encargado de esa remontada. “Mamá, vamos a ser campeones de nuevo”, le dije.

Sin duda alguna, Aldo escribió su nombre con letras doradas en la historia del Club de sus amores. Es y será siempre un ídolo, es y será ETERNO.

PD. Al siguiente juego, mi mamá tuvo su cena porque ganó la apuesta.

¡ARRIBA EL MONTERREY!
@wizzy26cerda