Rayados del Monterrey: ‘La inteligencia como factor primordial’

Existen varios factores por los cuales un equipo se puede coronar para levantar el trofeo de campeón. Unos van a depender de los que el propio equipo haga: concentración, intensidad, ejecución etc. Otro más en la que no está al alcance y no depende de nadie: la suerte. Pero desde mi perspectiva hay un factor que deberá ser prioritario y que puede ser determinante para llevarse la final: La inteligencia.

El equipo de Rayados deberá de saber que la serie dura 180 minutos y que los primeros 90 serán de una real importancia. El equipo rival abrirá el primer tiempo de esta contienda siendo local, vislumbro a un equipo que tratará de llevarse la ventaja para en la vuelta manejar el resultado como lo ha venido haciendo en la liguilla, repliegue y liquidar en el contraataque en juego directo.

Para esto, Tigres intentará a base de un juego dinámico descontrolar a Rayados. Tienen a un jugador que lo usan como sorpresa para llegar a línea de finalización y generar ocasiones. Jesús Dueñas, es el jugador por el que pasa el desequilibrio en su fase ofensiva.

Recordemos en la liguilla pasada como este jugador fabricó jugadas peligrosas, sobre todo permutas ofensivas, combinándose por el flanco derecho comúnmente, para desorganizar la defensa rayada. Tigres no saldrá en comportamiento de repliegue en este primer juego sino saldrá afanosamente en busca de esa ventaja que le permita en el de vuelta manejar el partido.

Rayados deberá ser inteligente, priorizar el estar totalmente concentrado en fase defensiva y no buscar de manera fundamental el gol, claro está, que no debe renunciar a ello, si se convierte y se logra la ventaja en este primer juego será el escenario ideal, pero el no tener gol en contra, deberá ser su prioridad en este primer encuentro. Recordemos que son los primeros noventa minutos y la serie debe de jugarse con paciencia, orden, concentración…inteligencia.

Durante la temporada, el equipo tuvo una condición muy poco común que no se da siempre, en la mayoría de los partidos (incluyendo los de liguilla) nunca estuvo abajo en el marcador. Solo en 5 partidos tuvo la necesidad de remontar, pero solo en uno lo logró, contra Chivas…En Cruz Azul, Puebla, Santos y Querétaro no se pudo salir con el triunfo. Esto nos indica que cuando el equipo se pone abajo en el marcador, difícilmente le puede dar la vuelta.

Es por ello que no deberá venirse con desventaja, donde además el rival sabe muy bien como gestar una ventaja. Por estos factores, pienso que Tigres apostará por todo lo que tiene por llevarse el triunfo y Rayados deberá ser inteligente como su principal arma para cerrar en casa como le gusta: matando en el juego directo y contundente.

Puedes seguirme en Twitter: @Orlix77