Rayados de Monterrey : No podia ser distinto

Nombre : Eliseo Leal

Twitter : @yey0leal

No es una cuestión del resultado, las lesiones o la aparente falta de actitud de algunos jugadores; la realidad, aunque nos duela, es que la inconformidad viene de una carga emocional que no nos hemos sacudido.

El inicio del nuevo torneo no podía ser distinto. En el aire están todavía las sensaciones de un amargo cierre que va a quedar ahí, como una cicatriz en la memoria de la afición. Y no lo digo con el afán de seguir lamiéndonos las heridas, lo digo para entender de dónde nacen nuestras exigencias y preguntarnos si estamos siendo justos.

Las cosas como son: tenemos al equipo superlíder que rompió la liga el torneo anterior. Quien siga buscando culpables y reventando a jugadores por bajas de rendimiento -que cualquiera tiene en su profesión- no ha entendido de qué se trata el futbol. Es verdad que faltan cosas por hacer. La directiva nos ha demostrado que sus prioridades pueden no ser las nuestras, pero los resultados están en la cancha, y quien no los vea es porque está cegado contando las rayas del vecino.

Estamos frente a una oportunidad de demostrar que nuestra afición tiene memoria, y que podemos apreciar la evolución de un equipo al que le ha costado llegar a donde está. Rayados es más que una época dorada y grandes jugadores. Detrás de cada grito de gol existen dos colores que nos recuerdan nuestra historia. No olvidemos de qué estamos hechos.

Ánimo, rayados, el torneo apenas empieza y tenemos equipo para campeonar. Sacudámonos de una vez la presión innecesaria, dejemos a un lado el coraje acumulado y disfrutemos haciendo lo que tanto nos gusta: ver jugar al Monterrey.