Rayados del Monterrey: ‘El pressing ha vuelto’

Mohamed había declarado previo al juego vs Querétaro que el equipo iba a volver a las bases que le dieron poder el torneo pasado. Un equipo intenso, corto entre líneas, agresivo en la recuperación del balón y ofensivo.

En este partido, sus dirigidos cumplieron con lo declarado, Rayados volvió a realizar la presión tras pérdida de manera efectiva. La acción defensiva volvió a ser de forma organizada, rápida, intensa y que se activa en el momento que pierdes el balón, (cambio de “chip”, tiempo que trascurre desde que estas atacando, pierdes el balón y pasas a defenderlo) cuanto más rápido sea ese cambio de chip más eficaz será la presión. Esos primeros segundos de presión tras perder el balón son importantísimos para volver a recuperarlo. Los jugadores más cercanos a la pérdida y al balón (pueden ser hasta 3 o 4 jugadores en la zona de influencia), son los que tienen que hacer “buena” esa presión (debe ser muy coordinada).

A continuación, se dan unas pautas para decir que esta acción fue muy eficaz.

  1. Rayados realizó una buena presión tras pérdida, el equipo ATACÓ ORGANIZADAMENTE (es decir, ocupó bien cada espacio del terreno de juego y algo importantísimo, realizó unas buenas VIGILANCIAS OFENSIVAS).
    Estar cerca de los jugadores descolgados del equipo rival, moverse y prever donde puede haber esa perdida, permitió “ahogar” al equipo rival y recuperar el balón en pocos segundos.
  2. Bajo mi punto de vista, la presión tras pérdida no superó los 6 o 7 segundos, en este partido se hizo una presión más “organizada” (cuando digo organizada, hablo de una presión más conjunta, eligiendo el momento y el lugar donde queremos presionar y robar), ya que si no has robado en esos 6 o 7 segundos, corres el riesgo de que tus jugadores pierdan la posición, se eliminen, tu equipo se desorganice y te creen superioridades.
  3. El equipo volvió a las zonas donde se debe hacer la presión tras pérdida. “Casi siempre” se debería hacer en campo contrario, cuando tienes al equipo contrario replegado o en defensa organizada, de esta manera evitas la salida rápida del rival, y siendo poseedor del balón, poder atacar de nuevo. Muy importante es que cuando robas el balón, estas más cerca del área rival y a menos metros de su portería.

En campo propio es recomendable tener precauciones a la hora de hacer la presión tras perdida ya que, si el rival es capaz de salir de tu presión, está cerca de tu portería y corres el riesgo de que haya desorganización y te creen peligro.

A continuación explicamos mejor quienes y en qué zona realizaron la presión tras pérdida ( no hay que confundir presión tras perdida con presión organizada teniendo posesión el rival, aunque sean dos formas de presionar organizadas, una es nada más perder el balón TU equipo y la otra es desde el punto de vista global defensivo del equipo, cuando el equipo rival ya es poseedor de balón y te organizas para ver donde te interesa presionar, puede ser en repliegue 3/4 campo, repliegue intensivo o con todo el equipo en despliegue en campo contrario).

CAMPO CONTRARIO

PUNTAS Y EXTREMOS = VERDE (deben actuar) …durante el partido se vio a FM, Dorlan y Avilés apoyar en el pressing desde la salida del rival.
CENTROCAMPISTAS = AMARILLO ( actúan con precaución), si le primer línea de presión era superada, Pato, Poncho y Celso achicaban entre mitad de cancha y ¾ en campo rival.

CAMPO PROPIO

DEFENSAS = AMARILLO (actúan con precaución) los centrales, Molina y Montes realizaban achiques entre su línea de achique y el medio campo teniendo pressing en zonas medias del terreno.

Cuando se dice (verde) “deben” actuar, se habla de que deben ser los primeros en presionar, si a estos jugadores los superan, hay tiempo de que el equipo se vuelva a organizar, sin embargo, si superan a los centrocampistas y, sobre todo defensas, el equipo queda más expuesto y menos organizado.

Importancia del triángulo que forman los dos centrales y el mediocentro defensivo para equilibrar al equipo. En este partido se vio un equilibrio bastante positivo entre Montes, Molina y Celso en la recuperación ante pérdida del balón.

El equipo mostró ese pressing que se había ejecutado de maravilla el torneo pasado y que fue la piedra medular del éxito obtenido pasado. Una mención especial para Carlos Sánchez, ya que mostró ese ímpetu y actitud para ser pieza clave en el pressing y recuperación de la pelota, fue un box to box para morder en cada sector del terreno.

Esperemos y los jugadores sigan por este camino y que respeten la idea angular que los hace ser un equipo competitivo.

Puedes seguirme en Twitter: @Orlix77