Rayados del Monterrey: La delgada línea entre la victoria y el fracaso

Por: César Casillas
Twitter: @cesarcasillas_

Con el triunfo del sábado en la cancha del Pachuca, los Rayados del Monterrey calmaron la sed de sangre de algunos aficionados, Lucas Albertengo se ganó el voto de confianza y se perfilaron a la liguilla; el número mágico para ingresar se redujo a 6 puntos de 12 por disputar.

La Pandilla tiene que ganar sus dos juegos de local, contra Pumas el próximo sábado y contra Lobos BUAP el 21 de abril; con estos marcadores (ante rivales frágiles en el papel) asegura un lugar en la liguilla y le sigue dando vida al proyecto del “Turco” Antonio Mohamed.

Sin embargo, la intención de clasificar a una liguilla siempre será levantar la copa, y los Rayados jugaran un par de encuentros, ambos en calidad de visita, que son ideales para demostrarnos (y demostrarse) que tienen lo suficiente para dar la vuelta de campeón.

América

Los partidos en la cancha del Estadio Azteca siempre son complicados, mi infancia está plagada con infames recuerdos de goleadas escandalosas, de narraciones localistas de Televisa, de arbitrajes tendenciosos; ese era el entorno de los Rayados de los noventas, éramos un cheque en blanco.

Hoy es diferente, si bien las estadísticas siguen estando en contra, La Pandilla ha demostrado en los últimos años que puede hacer un buen juego en la altura de la CDMX. Si se da un resultado favorable contra Pumas, este juego podría ser el que confirme la clasificación del Monterrey a la fase final, la antesala de la revancha.

Tigres

La última jornada se jugará el 28 de Abril en el Estadio Universitario; sin embargo, fuera de definir el lugar en la tabla o el ganar la carne asada en alguna apuesta, para los Rayados una victoria en este Clásico no tendría valor alguno, una derrota sería desastrosa. Nada por ganar, todo por perder.

Rayados tiene 3 victorias y 1 empate en sus últimos cuatro Clásicos de liga, sin embargo, esto no evitó que nos eliminaran dos veces en liguilla, en los cuartos de final del Clausura 2017 y la Final Regia del Apertura 2017.

Este torneo los Rayados no se juegan otra cosa que no sea el campeonato. Antes de eso, toda victoria en el Derby Regio se celebrará con mesura, tendrá el sabor amargo de la afrenta del 10 de diciembre. No obstante, hay que salir a matarse en el terreno de juego.

Llegar con el boleto en la mano

Una vez más, la línea entre la victoria y el estridente fracaso es muy delgada. Perder el boleto a la liguilla en la cancha del Estadio Universitario sería la ofensa final, la última estocada al proyecto más exitoso en puntos de la historia Rayada… y al mismo tiempo, el más doloroso para el hincha.

La importancia de este Clásico Regio radica en llegar clasificados (o en llegar eliminados, total); cuerpo técnico y jugadores deben saber que mucha gente en la tribuna se encuentra “afilando los cuchillos”. Ya no pueden enlodar más esta camiseta. Ya no se puede caer de forma tan humillante.