Rayados del Monterrey: ‘La herencia’ de Mohamed.

El turco llegó en una situación difícil del equipo, en el Cl 2015 llegó para la J7 con el reto de regresar a Rayados a los primeros planos, reto que sin lugar a duda logró cumplir.

Los números de Mohamed en su era han sido los mejores que el club ha tenido a lo largo de su historia. Rayados nunca había alcanzado la cifra de 37 puntos en una temporada, nunca había recibido 12 goles en su arco en un solo torneo y pocas veces había sido ese equipo goleador que caracterizó en este tiempo a los de Mohamed, un equipo realmente electrizante.

En el aspecto estadístico poco o nada se le puede refutar a turco, los números y resultados que ha dejado son excelentes. Sin embargo, la meta final, el objetivo principal nunca se logró, estuvo a nada en dos intentos, pero, desde mi humilde punto de vista el factor ‘idea de juego’ aunado a un mal manejo de partido en instancias finales, impidieron cristalizar esos buenos números con la frutilla en el pastel.

¿Porque digo que la idea de juego influyó para no haber ganado ningún título de liga? La idea de juego que practica el turco es indefinida, ante una problemática de juego no hay una solución, solo la que la inspiración del jugador pudiera llegar a resolver individualmente ante el caos de un partido. Es un problema de fondo, no de forma. La idea nunca tuvo una definición, una estructura de juego clara que partiera de algo. La idea de juego podía ganar partidos…muchos partidos, pero no campeonatos. Caso contrario a cuando se tiene una estructura bien definida, estos equipos pueden perder partidos, pero con grandes probabilidades de ganar títulos.

La directiva hoy tiene un gran reto, no solo debe basar la elección del siguiente entrenador en los números, que esto siempre será muy bueno. El gran reto deberá ser elegir a un DT que comulgue con un modelo de juego más sostenible, la hondura de un proyecto que deje huella. Mohamed se ha ido, pero dejando como herencia buenos números y solo eso, nada tangible.

Aparte de los resultados un técnico deberá heredar principalmente:

  • Método de trabajo.
  • Estilo de juego.
  • Formación de jugadores.

Ya no solamente se debe de voltear a ver el número como única medición, en el fútbol también se deben de valorar las formas. Evitar tener un proyecto a largo plazo y que no se den pasos para adelante.

Ya no más giros grandes entre un proyecto y otro. Primero se quería renovar con jóvenes (Morelo, Rojas, Pavón etc.), después regresan los viejos (Lucho, Aldo, Ayovi etc.), luego al juego del pelotazo, y lo último, se intentó con la posesión, la lista puede ser interminable.

La dirigencia no solo debe evaluar traer a un técnico que sea campeón, o que el número indique estar en la cumbre de cocientes, esa no debe ser la única vara de medir. Debe de venir alguien que llegue a definir un modelo de juego bien estructurado, que se identifique con el sistema, con el estilo de juego.

Un director técnico que deje a la institución un proyecto perdurable y sostenible cuando él se vaya. Algo que se continúe, por ejemplo, Vucetich dejo la posesión como forma de tomar la iniciativa, aunque sin un modelo de trabajo. Los equipos jugaban a eso en fuerzas básicas durante su era. Un técnico qué deje herencia de un método de trabajo, estilo de juego, formación de jugadores, no todo son los resultados, el resultado no es eterno ni duradero. Lo que se debe de proponer es situar al ‘Cómo’ en primera fila de todas las prioridades. El Cómo tiene mala fama por una razón fundamental: sus detractores (afición-prensa) han pretendido definir el concepto –y parecen haberlo conseguido– como algo meramente estético, cuando no es así. Ellos mismos lo reconocen si, apurados por el reloj o las angustias del resultado, apelan a “ganar como sea”. El “como sea” equivale a todo menos a un esmero estético, de ahí la contradicción exagerada. No estoy reivindicando la derrota ni negando la importancia del resultado, sino situando al ‘Cómo’ como el concepto primario a trabajar.

Importante el seguir trabajando en ese proyecto del departamento de ID y darle más peso. Colaborando a la par con el siguiente DT, evaluando a todo aquel jugador que venga o se tenga en cantera, reúna las características de la posición. Por ejemplo, los centrales deberán medir 1.85 hacía arriba, capacidad con ambos perfiles para dar trazos cortos y largos. etc. Sistema y estilo de juego además del somatotipo de la posición. Tener una buena toma de decisiones en que jugadores puedan encajar para el modelo de juego pretendido con base a indicadores de rendimiento y características de juego, por ejemplo, el jugador que mejor performance tuvo en este torneo en el tema de pases completados fue Celso Ortiz, realizó un total de 505 pases buenos (muy por encima del resto), una efectividad del 81.2%, esto sin duda deberá ser un buen parámetro para tener en cuenta que este jugador puede ser muy útil para una idea de juego elaborada basada en la posesión que se pueda pretender en el futuro inmediato. El pase y el control son dos elementos determinantes dentro del juego, nos enseña el modo y la forma de la posible jugada, es necesario que el jugador logre tener claro y aplicar correctamente esos dos conceptos.

Si el departamento de ID es bien aprovechado bajó la plataforma que se estructuró en el pasado, deberán trabajarse aspectos como:

  1. La transición como forma de trabajo.
  2. Cambios en el trabajo de fuerzas básicas.
  3. Ejercicios de posesión – transición.
  4. Fases ofensivas – defensivas.
  5. Transiciones AD-DA.

Todo esto impulsado y acompañado por el próximo DT. Donde junto con el depto. de ID se incida no solo en el primer equipo sino en todos los equipos de la institución me refiero sub 20,17, 15,13, pilotos y rayados en la mira. Santos es un equipo que trabaja así y en los últimos tiempos es la institución que mejores recuersos de cantera genera.

Ojalá se puedan tomar las mejores decisiones en aras en un proyecto sólido, y, que sobretodo, sea un estilo de vida y no algo pasajero como lo es el resultado.

“Estilo de juego—->Idea organizada y estructurada—->Elementos que definen el estilo de juego: La función que tiene el entrenador es tratar de que un equipo tenga forma, que un equipo tenga estilo, que un equipo responda a jugar de una manera determinada.” Marcelo Bielsa.

Puedes seguirme en Twitter: @Orlix77