Rayados vs Pumas: Lo que me gustaría ver en la cancha y en la tribuna

Por: César Casillas

Después de la dosis de realidad que nos recetaron en el Azteca, los Rayados del Monterrey reciben a unos engañosos Pumas de la UNAM, este sábado en la cancha del Estadio BBVA.

Los Pumas, dirigidos por el ex rayado David Patiño, son imprevisibles. En este Apertura 2018 presume ser líder del torneo, sin embargo, la temporada pasada tuvo un arranque similar y acabó en séptimo lugar general, echados por goleada ante el América en los cuartos de final de la liguilla.

Para este torneo, los “unamitas” se desprendieron de su estrella Nicolás Castillo y del canterano Jesús Gallardo (quien no vera acción ante Pumas debido a una absurda clausula en su contratación con Rayados), estas bajas no han sido factor en las primeras 4 fechas del torneo, pero esperemos lo sean este sábado ante La Pandilla.

Los locales llegan mermados por la expulsión de Stefan Medina y las lesiones de “Ponchito” González y Rogelio Funes Mori,  no obstante, la enorme diferencia entre ambas nominas tiene que pesar en el terreno de juego.

En los Rayados no hay excusas, y tanto los refuerzos como el director técnico lo tienen que entender, nuestro club es hoy en día un terreno pedregoso en el que muchos han tropezado, han abandonado el camino.

El Monterrey es el equipo con más presión del futbol mexicano, es el que ha tenido los momentos más dolorosos en las instancias finales de los últimos 5 años… es una religión masoquista alrededor del rosario de derrotas que cargamos.

La goleada ante el América y el empate en la Copa MX contra Puebla echaron a andar la maquinaria que, dispuesta y engrasada, gusta de destrozar jugadores y técnicos solo para poder decir mezquinamente ­­“ya lo ven… se los dijimos”.

La crítica forja el carácter, es necesaria y obligatoria, sin embargo, el fútbol también es una ceremonia que dura 90 minutos, un estado de gracia en el que los colores se deben alentar cada segundo. Cuando el árbitro pite, se desatará el inevitable abucheo en caso de perder, ya en los cafés se discutirá lo malo, lo bueno y las alquimias que nos harán triunfar.

Me gustaría ver mañana un estadio lleno, que apoye los 90 minutos, que no reviente a esos jugadores que, por el simple hecho de portar la playera de rayas azul y blanco, son parte de nuestra familia. Me gustaría ver a los Rayados ganar.

Los jugadores tendrán que correr, sudar, desquitar su sueldo, demostrar su técnica, tener templanza y una actitud profesional… si ellos llegan a cumplir con todo esto, independientemente de si nos gusta o no el proyecto de la directiva, ¿cómo vamos a responder en la tribuna?

Twitter: @cesarcasillas_

Facebook: @cesarcasillasordonez