El inicio de temporada para el Monterrey.

Por . : Adrián Pérez Villalobos

Twitter : @Adrian_CFM97

3 puntos más, 15 de 18. La base para llegar a liguilla con tranquilidad se han obtenido en el primer tercio de temporada.
Importante ver de qué forma se desarrolla el equipo de Diego Alonso en el próximo tramo de liga enseguida algunas sensaciones tras éste arranque.
Barovero: Confirma el salto de calidad y en relación Arco-Defensa representa una calma que anteriormente no se percibía. Con Hugo Gzz existía una inquietud (Quizá sólo mía) de que en la primer llegada se adelantaba el rival. Insostenible.
Base y variente defensiva: Alonso tiene una defensa sólida y que cuenta ahora con recambios de buen nivel.
Salvo vs América (Dónde hubo un caos anormal) 2 goles en 5 partidos.
Linea de 4 fija, con reemplazos y variantes ya memorizadas: Medina (Edson/Cantu), Nico-Basanta (Montes/Johan), Vangioni (Gallardo/Parra).
Vamos con la parte que no está terminado por despegar como se espera y que es probablemente lo que éste equipo más marcado tenía en la época reciente: La verticalidad en ese mediocampo-ataque que tanto le dió -y le quitó- a Monterrey en la Era del Turco Mohamed
 
En MC Alonso ya probó con las distintas piezas que cuenta: Desde doble contención con Celso, Molina de 5 y metiéndose de 3er central, Cantú-Jonathan. Por lo que hemos visto en los partidos está claro que busca el 4-2-3-1 y el porqué es evidente…
Sí, el Monterrey de Diego Alonso gira entorno a Rodolfo Pizarro. El único jugador de 3/4 en adelante fijo en una posición en los partidos de este inicio de liga. Visto lo que se pretende, es importante encontrar los mejores acompañantes para el juego de Rodolfo.
La movilidad de Pizarro es la llave para poblar un lado del campo combinando y abrir el camino para generar el uno contra uno en el costado contrario y apartir de ahí dejar de cara por un costado al regate de Avilés, la pegada de Pabón o el último pase de Urretaviscaya.
Algo falta… Sí, el 9. Ante la ausencia de Funes Mori se tuvo que improvisar primero con Avilés falso 9 y después con Madrigal, ambos incluso dos escalones por debajo del mellizo puntualmente en esa posición. Tras 6 partidos está más que claro, que se necesita otro delantero.
Rogelio más allá de gol y juego de espaldas ofrece algo que no generaron Avilés (Perdido con ese rol) ni Guillermo Madrigal (Demasiado clavado) en el área en éstos partidos: Desmarque, arrastrar centrales, influir en la defensa contraria para liberar espacios a los compañeros.
Diego Alonso y su Monterrey necesitan otro delantero que pueda cómo mínimo, cumplir con las funciones de un delantero de la importancia que tiene Rogelio Funes Mori en éste equipo para no lamentarse nada al final de temporada…