Rayados del Monterrey: ¿Porqué Pulido?

En los último días, el nombre de Alan Pulido ha sonado con gran fuerza en el mundo albiazul para venir a integrarse al cuadro de la pandilla en el próximo Cl2019.

El rumor de la posibilidad de su llegada ha creado controversia entre la afición rayada, tanto por el pasado del jugador como por su calidad que se cree, pueda tener.

Si pensamos en Pulido como el hombre gol que va a venir a romper las redes, creo que nos estamos equivocando. La naturaleza de Alan no es directamente con el gol, nunca ha sido goleador ni lo será, más bien, su relación con jugadas de proyección para el gol, sí.

Y el problema en Rayados en sí, no es la falta de gol como tal, han sido el equipo más goleador en los últimos torneos. El cambiar de DT considera muchos factores, entre ellos el entendimiento de lo que se pretende, que si bien, solo los primeros partidos se intentaron jugar a la nueva propuesta, el paso del tiempo lo más sano fue adaptarse a las características de los jugadores que se tenían a disposición por tema de lesiones, repercutiendo en un estilo camaleónico o poco definido.

Es por ello por lo que, si el plan es jugartela con el timonel actual, lo más inteligente es de a poco ir confeccionando el roster a la medida de la idea pretendida.

El equipo, por obvias razones, está armado para una idea totalmente opuesta al técnico que contrataron, por ende, es imposible plasmar el funcionamiento en las primeras de cambio.

Para que el estilo de Alonso se vaya consolidando, es preciso ir diseñando el corte de la plantilla de lo que se busca. Desde la portería se considera que no está la figura para salir en limpio, luego, al menos un central de buen pie para ello. Un lateral izquierdo, que tenga más juego para internarse, más regate con desequilibrio y que pueda jugar en posicional, un extremo derecho que tenga lectura de cuando internarse para la subida del lateral. Por citar algunos ejemplos.

Ese camino es largo y sinuoso y se requiere de cierta complejidad en el tránsito para llegar a una idea. Lo primero que se debe hacer es preguntarse: ¿A que quiero jugar?.

Y volviendo al caso Pulido, sin duda es un jugador con características para ir construyendo lo anterior comentado. En Rayados podrá haber jugadores en esa misma posición, ocupando quizá ese mismo espacio, pero no hay jugadores que puedan cumplir con el rol para lo que se pretende, ni Dorlan ni Avilés, cuentan con las funciones para desarrollar juego de posición y combinativo, por ejemplo, son jugadores desequilibrantes y con gol, sí, pero todo pasa por un tema más individual que colectivo y que no pudieran convivir con lo pretendido.

Para el juego combinativo es necesario contar con jugadores de esa característica, que sepan recibir bien perfilados, que sepan cómo responder ante espacios ciegos y poder girar, conducir, asociarse y tener llegada. Alan cuenta con ello. Otro plus es que es mexicano y esto enriquece la base mexicana del equipo.

Una de las principales virtudes en el juego de Pulido es su orientación corporal, es un jugador que suele estar bien orientado, lo cual, amplía su campo visual. Esta es información que pocos jugadores poseen, unos por falta de formación, otros porque no traen ese ADN. Alan, quien tuvo muy buena formación, antes y con Tuca (Pepe Treviño), posee esta gran virtud. Abre muchas opciones de juego, puede decidir correctamente ante el acoso rival ya que el espacio lo tiene dominado (sabe lo que hay, sabe lo que sucede en su lado “ciego”), hay información del juego que lo tiene registrado en su sistema nervioso.

La razón por la que se considera, pudiera ser una gran contratación es lo ya mencionado, esperemos y el equipo se vaya confeccionando hacia una idea más sostenible de juego a través de jugadores que brinden con sus características y roles, caminos para ello.

Puedes seguirme en Twitter: @Orlix77