Rayados del Monterrey: El espectáculo de ‘Charly’

Hoy en día, dentro del deporte del fútbol de primer nivel, son pocos los jugadores capaces de aglutinar una doble función. Carlos Rodríguez tiene la capacidad de asumir las responsabilidades defensivas para el rol de doble pivote y a su vez ser un armador, un organizador del juego.

Con 21 años y su 1.76 m de estatura, su personalidad es lo primero que llama la atención cuando lo ves sobre el césped. Sin tanto físico, pero con una técnica importante, cabeza arriba, vista el frente, así es como encara Charly las vicisitudes del juego. Sin duda, ha sido pieza fundamental en el último tramo de competencia de este Ap2018. Su juego se entiende mejor si lo primero que medimos es la tranquilidad y su influencia en el juego.

Diego Alonso, ha juagado esta liguilla variando un poco el sistema, sobre todo en línea media. Durante el torneo regular, era muy común poner doble pivote, en donde terminaron jugando allí Celso y Charly para un formato de 4-2-3-1. En liguilla se ha visto un formato con un solo pivote (Celso) y dos que le acompañan un peldaño más arriba, Pizarro y Charly. Carlos ha sido un gran acompañante para Pizarro en ofensiva y con Celso en la recuperación, para este jugador el sistema de juego no es lo más importante, sino el sentido que le da al juego.

Las funciones de Charly son muy palpables, acompañar a Pizarro en la organización del ataque y apoyar en labores defensivas a Celso cuando no se tiene posesión. Cuando llega recibir un poco más delante de espaldas, tiene un giro excepcional sobre sí mismo y tiene un gran criterio en la distribución. Sabe descargar al lado que más interese en ese momento al equipo. Gestiona de gran forma la pausa para darle ritmo necesario a la jugada cuando posee el balón.

A balón parado es un jugador importante, cuando no está Dorlan, él es el ejecutor oficial, trazando centros peligrosos, que, incluso, terminan en gol. En el juego abierto también ha demostrado tener buen pie para sacar centros que encuentran destino.

El canterano no es un futbolista rápido, la velocidad radica en su cabeza, su corta zancada le facilita esa pausa cuando arranca. Corre lo necesario, pero le da una fluidez y velocidad al juego de manera importante. Es un matiz interesante y decisivo en un buen centrocampista. Él hace correr el balón. En defensa suele robar más por anticipación y buena colocación que por un despliegue físico.

Su paso por Toledo de la 3era división de España, parece haberle dado a este jugador gran experiencia que le ayudaron a pulir sus habilidades. Llegó y pocos sabían de él, en partidos de la copa de a poco nos fue mostrando su talento innato. Es un jugador que pisa distintas alturas y carriles de la cancha, igual lo puedes ver por dentro que por fuera, defendiendo o atacando, jugar en espacios cortos o amplios.

Rodríguez se puede adaptar a las exigencias defensivas de la posición de un contención, pero también a las habilidades y roles de un medio ofensivo, ya sea como un interior o un orquestador, de ahí que sea un espectáculo verle jugar.

Puedes seguirme en Twitter: @Orlix77