Rayados del Monterrey: ‘La no utilización de los descolgados’

¿A que se refiere el término de ‘Descolgados’? Cuando aquellos equipos acostumbran a hacer ya sea, por su potencial, estrategia, etc. eligen o son obligados a encerrarse en su área frente a un rival teóricamente superior o que se organiza a partir de la propiedad del balón. Es entonces que dejan a dos jugadores libres, uno en una banda y el otro en la opuesta en alturas de zona 2, esto son los llamados: descolgados.

Si se tuvieran que mencionar a dos categorías de equipos diríamos que hay los que se organizan a partir del balón y los que se organizan a partir de los espacios. Cada equipo elige la vía por la cual le sea más eficaz para alcanzar ese objetivo común que es ganar.

Tener el control del balón, mantenerlo con propiedad y moverlo con velocidad. Esos son instrumentos para esos equipos que se organizan a través del balón. Pero controlar el balón tiene una contrapartida muy evidente: no controlas los espacios a la espalda de tus defensas. Y eso es lo que saben hacer otros muchos equipos, grandes, medianos o pequeños. Jugar a partir de los espacios del rival y gestionar a los denominados “descolgados”. Normalmente son dos. Uno espera en una banda del campo, a la espera de que un compañero arrebate el balón al equipo que domina. Si esto sucede, dicho compañero buscará de inmediato al jugador situado en la parte exterior del campo. Allí no está el peligro. El peligro nace de las botas de este jugador, cuando haga llegar el balón, normalmente con un pase largo, al otro “descolgado”, que se habrá situado en la banda opuesta. Pocos equipos dominaron tanto esta acción como el de José Mourinho.

Se decía del Madrid que era un equipo “partido” porque defendía con 6 o 7 jugadores y dejaba dos o tres “descolgados”. Pero es que precisamente esa era la estrategia que buscaba Mourinho: situar en un costado a Özil y en el opuesto a Cristiano Ronaldo. Porque bastaba aprovechar una pérdida de balón del equipo dominante para hacérselo llegar rápido a Özil, jugador prodigioso, que de inmediato sabía encontrar la forma de enviarlo a Ronaldo. Además, son jugadores rápidos que no solo hacían este par de movimientos, sino que se dirigían veloces al área contraria, siempre acompañados por Benzema y Di María. El resultado acostumbraba a ser magnífico para el Madrid porque a menudo se trataba de un 3 contra 3 ante la defensa rival.

El Barcelona también ha utilizado el concepto de “descolgados” en partidos de Champions y de La Liga. Tener abiertos a Messi y Neymar para iniciar el contraataque junto al punta Suarez, son mecanismos que hemos podido ver y el equipo nunca se ha visto “partido”.

Este tema surge por lo que se vio el pasado partido de Rayados, en donde se pudo apreciar que, en el 2T, el equipo de Alonso replegó defendiendo hasta con 9 elementos, pero sin dejar descolgados (Gallardo-Pabón) que pudieran conducir a un contrataque post recuperación.

Pareció excesivo el numero de jugadores por detrás de la línea de balón por parte del equipo rayado, esto dio pie a nunca poder encontrar las espaldas de los defensores felinos, recuperando ante lances vacíos del local.

Recordemos aquel clásico en liguilla del Clausura 2016, en el juego de ida, turco planteó un partido así, replegándose pero dejando descolgados. En el segundo gol rayado de esa tarde, se puede apreciar a Pabón en banda derecha, estar descolgado para comandar ese contraataque partiendo de afuera-hacia-adentro para finalizar velozmente esa acción.

Por lo tanto, Alonso debe de plantearse esta situación cuando quiera replegar, en más de un partido y no solo en el pasado clásico, le han sacado más de un partido, cuando prácticamente todo el equipo está por detrás de la línea de balón. ¿Recuerdan el partido del torneo anterior contra el Puebla? Posicionar descolgados en bandas le permitará, una, no estar tan asfixiado cerca a su área, dos, poder crear peligro en el contraataque tras la fase defensa-ataque.

Puedes seguirme en Twitter: @Orlix77